La Alquería de Vilches, gastronomía y aire libre

Terraza de la Alquería de Vilches.  /
Terraza de la Alquería de Vilches.

PEDRO G. MOCHOLÍ

Si de algo podemos presumir en la Comunitat Valenciana es de los días de sol de los que disfruta nuestra tierra, lo cual hace posible que las comidas al aire libre sea uno de los mayores placeres. Si que es verdad que este año parece que el 40 de mayo nunca lo vayamos a alcanzar. Por fortuna, el pasado fin de semana el sol empezó a lucir, y esta semana la subida de las temperaturas, ya nos auguran que el verano ya está aquí. Ello no será óbice para suframos algún susto en bajada de temperaturas o precipitaciones, pero lo peor ya ha pasado y las buenas temperaturas van a ser una constante los próximos meses.

A escasos metros de la localidad de Mareny de Sant Llorens y en la salida de la Urba. De Mareny Blau encontramos La Alquería de Vilches, una antigua hacienda que sus propietarios han recuperado realizando una concienzuda reforma, posibilitando la creación de un hotel y de un restaurante incluyendo una atractiva terraza. Doce son las habitaciones de las que se compone el hotel. Todas ellas están decoradas en tono claros y blancos buscando una inspiración ibicenca, que trasmiten relajación y tranquilidad. Algunas de ellas (la mayoría) poseen balcón que da al interior de la alquería en el que encontramos la infinita terraza. La gastronomía de La Alquería pasa por el conocimiento y las buenas sensaciones que transmite Javier Aranda Trullenque, un excelente profesional con un gran conocimiento del producto. La proximidad de las huertas de El Perelló o del Mareny hace que las verduras formen parte de su cocina y de sus platos.

Destaca para empezar los lomos de caballa confitados sobre una base de mango, creando un inspirador contraste de sensaciones, todas ellas muy sabrosas. No puede faltar en la mesa los típicos tomates de la comarca. Tomates sonrosados, carnosos y el punto óptimo de maduración (la mayoría de los tomates que he tomado hasta la fecha, adolecen de esa maduración, indispensable para disfrutar de sus grandes cualidades), a diferencia de otros muchos cocineros que las suelen acompañar de unas anchoas, Javier las acompaña de un capellà en salazón. Creando una deliciosa armonía entre ambos ingredientes. Hay que reconocer que no comía una tomates tan suculentos, piezas que casi alcanzaban el kilo de peso, cuestión fundamental para obtener esa jugosidad, y prolongar su maduración. Los buenos contactos que posee, le permiten ofrecer unos impecables percebes (Costa a Morte) recién llegados de Galicia. Javier los hierve en la propia agua de mar, así el porcentaje de sal es el ideal, y el resultado resulta soberbio. Eso si, hay que tener cuidado cuando los abrimos, no sea que manchemos al vecino.

Continuamos con una vieiras a la plancha y acompañadas con un queso cremoso y agrio que contrastan con el toque dulce del bivalvo.

Ofrece dos canelones muy diferente. El primero es de carrillera de ternera acompañada con seta shitake, el siguiente es de bogavante.

En ambos, la masa que envuelve el relleno la elaboraba él mismo, por que no tiene nada que ver con las industriales que encontramos en muchos establecimiento. Ésta es fina y sabrosa, y los dos rellenos que nos ofrece poseen gran sabor y con un delicado punto de jugosidad. Finalizamos con un guiso de merluza, tirabeques, huevos fritos y patata. Se asemeja al popular suquet, pero con el toque herbáceo que le trasmiten los tirabeques lo hace más suculento. El punto de la merluza es perfecto, y los huevos fritos le aportan gran jugosidad, que entremezclados con las patatas, lo convierten en un gran guiso gulesco.

La terraza es generosa, corre el viento y es ideal para disfrutar de un buen gin tonic y un buen Habano. Un correcta piscina hace la estancia muy agradable, e ideal para que los niños disfruten de un buen día al aire libre, disfrutando de la hospitalidad y la gastronomía de La Alquería de Vilches.

La Alquería de Vilches. Telf. 697186423. Crta. Nazaret-Oliva km. 27, 2. Mareny de Vilches (Sueca, Valencia).

Fotos

Vídeos