Las Provincias

Cinco lugares donde comer bueno, bonito y barato en Valencia

fotogalería

Restaurante l’Atmosphère, Valencia. / l’Atmosphère

  • Escoge los mejores restaurantes de la ciudad calidad-precio

Valencia cuenta con una gran oferta gastronómica repartida entre los diferentes ambientes de sus barrios. Cultura y fogones se unen en la capital del Turia. Pero, ¿qué restaurantes escogemos? Aquí proponemos cinco lugares donde comer bueno, bonito y barato en la ciudad.

En pleno centro histórico de Valencia, junto a las Torres de Serranos está el Restaurante Blanqueries. Se trata de uno de los locales de la capital del Turia recomendados por la Guía Michelín. Si te acercas hasta aquí podrás degustar platos de cocina de mercado pero con toques de autor. Entre sus cualidad, que puedes encontrar platos de 'alta cocina' a precios razonables, con menús entre 20 y 26 euros. Aquí comer comida de calidad es posible para los bolsillos más sensibles.

Los amantes de la gastronomía saben que uno de los locales revelación se encuentra en el barrio de Campanar. El restaurante Ciro es uno de esos lugares donde la calidad y la profesionalidad no se paga con dinero. Con menús de 16 a 25 euros de cocina de mercado que no dejan indiferente a nadie y que varían según las tapas y el plato del día escrito sobre la pared principal porque no hay carta.

Desde hace un tiempo se ha puesto de moda la palabra 'gastrobar'. Si nos preguntamos cuál es la esencia de estos locales, la respuesta la encontraremos en el bar la Tonyina. Con calidad e imaginación los responsables de este restaurante han conseguido unir la cocina fusión con la esencia de aquello típicamente mediterráneo. Además, de bueno y bonito, es barato. Cuenta con menús de tapas a 20 y de platos a 25 euros; además también puedes escoger cualquiera de los platos que componen una carta especial y llena de sabores típicos y no tan típicos.

En pleno corazón de la ciudad, el Insitut Français esconde un secreto muy bien guardado. Allí está l’Atmosphère. Un pequeño local acristalado y con una amplia terraza que engacha. Platos de la cocina francesa y mediterránea se unen para ofrecer un lugar con encanto y calidad desde 12 euros.

La excelencia mediterránea reside en Bobal Resto-Bar. Empiezas a sentir cuando entras por la puerta. Pero la experiencia continua. Allí todo tiene un sentido, la carta está llena de vueltas al pasado, por ejemplo el "Homenaje a mi abuelo: Xulles pa i all-i-oli” son un recuerdo de la infancia y a las reuniones familiares en el campo. Porque comer debería transportarnos a los mejores recuerdos, o por lo contrario ayudarnos a soñar con cada bocado. Aquí en Bobal se cumplen. Este restaurante ha conseguido unir la calidad con los buenos precios. Un acierto seguro.