Un felino se pasea por el Teatro Olympia

Juan Diego, a la izquierda, durante la representación de 'Una gata sobre un tejado de zinc caliente'. / montenegro
Juan Diego, a la izquierda, durante la representación de 'Una gata sobre un tejado de zinc caliente'. / montenegro

Juan Diego llega a Valencia con la obra 'Una gata sobre un tejado de zinc caliente'

NIEVES MARCOS VALENCIA.

El actor Juan Diego, una de las referencias indiscutibles de la escena española, llega al Teatro Olympia de Valencia con la obra 'Una gata sobre un tejado de zinc caliente', original de Tennessee Williams. Amelia Ochandiano versiona y dirige este montaje teatral, en el que junto a Diego intervienen Andreas Muñoz, Begoña Maestre, Alicia Sánchez, Marta Molina y José Luis Patiño.

Esta nueva versión de Ochandiano, que habla de conflictos universales y eternos como la muerte, la mentira, el sexo, la represión, la homosexualidad, la ambición, las frustraciones y todo lo que ocurre ante una gran crisis dentro del núcleo familiar, da un mayor protagonismo al patriarca de la familia, protagonizado por el veterano actor sevillano. Para su adaptación , Ochandiano ha utilizado la última versión que escribió Tennessee Williams, a sugerencia de Elia Kazan.

En la obra, al padre de familia, que cumple 70 años, le están preparando una fiesta de cumpleaños. Sus dos hijos con sus mujeres han acudido a la casa familiar para celebrar la onomástica y la supuestamente recuperada salud del padre. Brick, el hijo menor, bebiendo constantemente y despreciando a su mujer. Gooper, el mayor, con su esposa Mae, haciendo méritos para hacerse con la posible herencia del patriarca, y Maggie la Gata, en medio de todos.

A sus 75 años, Juan Diego asegura en una entrevista con LAS PROVINCIAS que no le molesta en absoluto que le llamen «abuelo», su personaje en esta representación, que estará en cartel del 7 al 11 de febrero.

- ¿Qué tal su personaje?

- Muy interesante. Tiene un cáncer terminal, pero parece que es la abuela, papel que interpreta Alicia Sánchez, quien lo tiene, porque es la que más sufre. Es una maravilla verla. Hay escenas bastante divertidas entre el matrimonio mayor porque ella es muy pesada (risas).

- ¿Divertidas? Yo recuerdo esta obra como un dramón?

- Sí, es un drama familiar, con tensión pero también con sentido de humor. Hay momentos profundamente dramáticos que hacen reír al público, con una altura literaria de enorme nivel.

- ¿Tuvo alguna duda a la hora de aceptar el papel?

- No, no, acepte nada más proponérmelo porque el argumento ya me deslumbró cuando vi la película, que me pareció fantástica interpretada por Paul Newman y Elizabeth Taylor, y como obra de teatro es excepcional también.

- Aquí el abuelo tiene mayor protagonismo que en otras versiones, donde ha primado la figura del hijo alcohólico y supuestamente homosexual. ¿Cómo se siente en el papel?

- Me siento comodísimo porque cuando hago un personaje, independiente de lo que piense o lo que haga, soy yo. Soy el malo, el bueno, el ángel, un machote, un machista y todo lo que existe de malo y de bueno en la vida está dentro de mí. Hay que sacarlo fuera y mostrarlo al público. Este personaje en concreto me gusta por el carácter que tiene y por el sentido del humor.

- Hablando de carácter creo que el director José Luis Cuerda dijo de usted cuando estaban rodando 'Todo es silencio' que era el actor que mejor se enfada. ¿Aquí también se enfada?

- Sí que me enfado, pero me cuesta porque como siempre estoy de broma. Pero sí, me enfado, y muy de verdad.

- Del más de medio millar de personajes que ha representado a lo largo de su vasta carrera, ¿hay alguno que le dejara más huella?

- Me quedo con el último, porque ese es mi tesoro, convive dentro de mí. Bueno, cuando haces un monólogo donde tu lo eres todo, puede que de deje más huella.

- Tiene innumerables distinciones y premios, entre ellos tres Goyas, Max de Teatro ¿En EE UU sería una estrella con estrella?

- (Risas) Yo pienso que eso es lo de menos. Creo que en el trabajo, como todo en la vida, influye mucho la suerte, que no sabemos qué es, pero si no te acompaña parece difícil triunfar.

Fotos

Vídeos