Exclusivas Morató cumple 30 años

Antonio Moreno, Manuel Morató y Óscar Aguilar de Patapuerca, ganador del cortador de jamón Afinox./
Antonio Moreno, Manuel Morató y Óscar Aguilar de Patapuerca, ganador del cortador de jamón Afinox.

Esta empresa de distribución alimentaria y gourmet elabora todos sus productos artesanalmente

P. G. MOCHOLÍ

Treinta años han pasado desde que la familia Morató creara Exclusivas Morató, una empresa dedicada a la distribución alimentaria y gourmet, en la que todos sus productos se elaboran de manera artesanal.

En la actualidad, la empresa tiene su sede en el polígono Industrial Mas de Tous en La Pobla de Vallbona. Poseen 900m2 de instalaciones, de los que 200 m2 están destinados a cámaras frigoríficas para mantener en perfecto estado los productos perecederos.

En estos 30 años, han adquirido una gran experiencia, han sabido elegir y seleccionar los mejores productos. Poseen un gran control de calidad y seguridad alimentaria, y por último, una gran rapidez en el servicio de los productos.

Para celebrar tan conmemorativa fecha, la semana pasada reunió a un buen número de sus clientes en el Hotel Balnearios Las Arenas, para agradecerles, la fidelidad que han mantenido, y siguen manteniendo todos estos años.

Cerca de 2.000 persona pasaron por el Salón Apolo del hotel, dónde Manuel Morató, su director comercial Antonio Moreno y todo su equipo comercial, había montado una interesante feria con muchos de sus productos que llevan en distribución.

Para cambiar con el tipismo de muchas de estas feria, había preparado tres demostraciones en directo muy sorprendentes, y que nunca se había realizado in situ.

La primera fue el despiece de un cerdo ibérico en las distintas partes que, después de su salado y posterior paso por la bodega, son comercializadas. De la mano de un experto carnicero vinos como se sacaban sus dos jamones y se repelaban, acción que también hizo con sus paletillas. A continuación sacó sus lomos, y unas partes que en estos momentos se están comercializando en fresco cómo son el secreto, la presa, el lagarto y la pluma. También vimos las costillas y la panceta, partes que se suelen salar para que puedan conservarse mucho mejor.

Una vez se finalizó esta primera actividad, las bodegas riojanas Luis Alegre, fabricaron una barrica antes los incrédulos ojos de los asistentes. Con una gran precisión y mucho oficio, el maestro artesano tonelero, fue juntando las distintas duelas (cómo se llaman los listones que componen una barricas) de roble francés, hasta que todas quedaron bien ajustadas.

Para finalizar, una consumada experta en la limpieza de anchoas hacía su labor con tal vertiginosidad que demostró que era una verdadera especialista. Hasta Emiliano de Casa Montaña se sorprendió su rapidez y de la precisión a la hora de sacarle las espinas, dejando sus lomos en perfecto estado de revista.

Entre los asistentes, se sortearon regalos, destacando un cortador de jamón de la marca Afinox, una barrica de roble francés y una lata de 5 kilos de anchoas en sal.

Además de la demostraciones que realizaron, los asistentes disfrutaron del Queso Pago de Los Vivales, un queso que se elabora en Zamora y que en su historial posee varios premios internacionales. También representan a varias bodegas: destacando Lagar de Besada de la D.O. Rías Baíxas, Luis Alegre de la D.O. La Rioja, y Bodegas Lambuena, de la D.O. Ribera del Duero.

Más Información en www.exclusivasmorato.es

Fotos

Vídeos