¿Existe algún lugar de Valencia para escapar de las Fallas?

El paseo de la playa de la Malvarrosa./Juan J. Monzó
El paseo de la playa de la Malvarrosa. / Juan J. Monzó

Mapa en mano, buscamos zonas sin monumentos falleros y alejados del ruido de la fiesta

Álvaro G. Devís
ÁLVARO G. DEVÍS

Valencia está, estos días, dividida. Los hay enfermos de Fallas y a los que las Fallas les pone malo. Y es que diecinueve días de actos y petardos no son para todos los públicos. A todo eso hay que sumarle el movimiento que pide extremar durante las fiestas el cuidado con las mascotas que se estresan por el exceso de ruido.

Mapa en mano, rastreamos los sitios de Valencia (y alrededores) que no tienen fallas o que, por su lejanía con las residencias, resultan el lugar ideal para evitar petardos y actos falleros.

El primero de ellos sería el Antiguo Cauce del río Turia es el pulmón verde de la ciudad de Valencia. Durante el año, sirve para runners, preparadores físicos y parejas, pero en estas fechas más que nunca es un refugio para las personas que quieren huir del ambiente fallero. Recomendamos especialmente la zona del Parque de Cabecera y Bioparc, los tramos más al oeste de la ciudad, donde los barrios sufren menos concentración de monumentos y petardos. Además, en el parque hay miles de posibilidades para grandes y mayores: hay parques, instalaciones deportiva, mucho césped y lugares específicos para ir con perros.

Arriba, Port Saplaya. Abajo, el Parque de Cabecera y un mural en Ciudad Fallera. / I. Marsilla/D.Torres/LP

La playa de la Malvarrosa, al lado del Cabanyal, es otro de esos sitios tranquilos de Valencia estos días, a los que además acompañará el sol de Fallas. El paseo marítimo es ancho, la playa tiene espacio de sobra para estar y pasear y hay decenas de sitios donde tomarse un helado o un refresco. El espacio que se extiende desde la Marina de Valencia (muy alejado de toda vivienda y monumento fallero y llena de actividades gratuitas como Concerts a la Pérgola) hasta la Patacona te puede resolver una mañana entera. De paso, te puedes pasar por la Casa-Museo de Blasco Ibáñez y descubrir a una de las figuras culturales más destacadas de la historia de Valencia y sus obras mientras admiras la playa desde el primer piso, una de las vistas más agradecidas de la ciudad.

Paradójicamente, el barrio con menos actividad en los días de Fallas es el mismo en el que salen centenares de ninots estos días. El mapa de los monumentos deja un hueco vacío en Ciudad Fallera, el distrito vecino de Benicalap. Un paseo durante marzo nos permitirá ver algunos talleres abiertos en el que se ve a los artistas rematar la faena de todo el año. El sitio donde sale toda la magia de las Fallas está inmersa, hasta el día de la plantà, en la tranquilidad propia de los estudios artísticos.

Y sin salir casi de la ciudad, se extiende una playita llamada (salvando las distancias) la Venecia valenciana. Port Saplaya está a menos de 10 minutos en coche de Valencia y un paseo por sus calles te puede quitar de la mente el jaleo de la ciudad. Los edificios de colores, los minicanales y los bares y restaurantes parecen estar diseñados para el paseo tranquilo.

Fotos

Vídeos