Los Chorradores de Navarrés: una ruta de placer para los sentidos

Los Chorradores de Navarrés (Valencia). /Ayuntamiento de Navarrés
Los Chorradores de Navarrés (Valencia). / Ayuntamiento de Navarrés

Este pequeño rincón de la Comunitat ha sido calificado como Paraje Natural Protegido

NEREA GILValencia

Situado en la provincia de Valencia, saliendo de Navarrés y a poca distancia del municipio de Quesa, se encuentra el espectacular paisaje de los Chorradores, un lugar perfecto para desconectar y relajarse, rodeado de una frondosa vegetación.

Formado por un gran salto de laguna natural, este paraje cuenta con una de las rutas más emblemáticas del pueblo que ayuda al visitante a disfrutar de un buen día de senderismo y a conectar con la naturaleza a lo largo del recorrido.

Debido a la presencia de puentes, barandillas y piedras colocadas correctamente, la ruta posee la ventaja de contar con una gran adaptabilidad, facilitando el acceso a un mayor número de personas, como es el caso de los más pequeños.

La belleza de la ruta

10 kilómetros de vegetación, de cascadas de agua cristalina, de árboles frutales, de mucha belleza para aquel visitante que decida recorrer esta ruta.

Llegando desde el municipio de Navarrés, a pocos kilómetros, se encuentra un lugar adaptado para dejar el coche y comenzar la ruta. Así, siguiendo las indicaciones del sendero, marcas blancas y verdes en las rocas, no hay ningún problema para llegar al destino.

La inexistencia de dificultad de esta ruta se debe, sobre todo, a que el recorrido consiste en caminar, continuamente, junto a las aguas. Por ello, en algún momento, cabe la posibilidad de tener que atravesar algún riachuelo que cuenta con piedras correctamente dispuestas, siendo mayor la facilidad para poder cruzarlo.

Hasta llegar al bello paraje que da nombre a esta ruta, calificado como Paraje Natural Protegido, se trata de un camino repleto de vegetación, pequeños riachuelos, escalones, puentes, y cascadas de menor tamaño. Para aquellos que no sean muy frioleros, este lugar puede visitarse en invierno ya que la presencia del agua en las cascadas es mayor. Por lo contrario, también es recomendable acudir en verano por el buen tiempo y por la existencia de fuentes con agua potable.

Algunas de las pequeñas cascadas presentes en la ruta. / Ayuntamiento de Navarrés

Tras haber pasado por todas estas pequeñas cascadas, a continuación se encuentra la Fuente Clara y, poco después, la cascada natural más grande y bella de la ruta, El Chorrador. La fuente, por su parte, se trata de un pequeño manantial formado por un gran número de chorros finos que originan una cortina de agua en la montaña.

Fuente Clara.
Fuente Clara. / Wikiloc
La gran cascada, El Chorrador.
La gran cascada, El Chorrador. / Ayuntamiento de Navarrés

El otro rincón de la ruta: las aguas curativas

A poca distancia de Navarrés, tras pasar por la cascada de Los Chorradores, se esconde el Pozo de las Quebradas. Se trata de un paraje de aguas termales de las que se dice que contienen propiedades curativas debido a que cuentan con una gran cantidad de sales de hierro.

La peculiaridad de este lugar hace de Navarrés y, sobre todo, de este paisaje natural, un lugar recomendable para aquellos que están buscando un destino para realizar un viaje centrado en el bienestar.

Por ello, se podría afirmar que es un balneario natural donde no solo cabe la posibilidad de disfrutar de la tranquilidad y de la naturaleza rodeado de una abundante vegetación mediterránea, sino también de aprovechar las características curativas de sus aguas para, por ejemplo, calmar enfermedades hepáticas o mejorar el reumatismo.

Aguas curativas del Pozo de las Quebradas.
Aguas curativas del Pozo de las Quebradas. / Ayuntamiento de Navarrés

En definitiva, acompañado de la familia, de amigos o de la pareja, esta ruta se trata de un lugar ideal para pasar un día rodeado de naturaleza y descubrir, sin salir de la provincia de Valencia, pequeños rincones no muy conocidos pero que, con su encanto especial , logran enamorar al visitante.

Fotos

Vídeos