El fin de temporada brutal de Sierra Nevada

El comienzo del mes de marzo se ha convertido en la mayor alegría para las pistas granadinas/Sierra Nevada
El comienzo del mes de marzo se ha convertido en la mayor alegría para las pistas granadinas / Sierra Nevada

Las precipitaciones, constantes desde el 28 de febrero, han permitido acumular cuatro metros de nieve en las zonas medias y altas de la estación

J. GONZALOMADRID

Dicen que una imagen vale más que mil palabras, y mirar las pistas de Sierra Nevada en este inicio de mes, cuando cada vez está más cercano el fin de temporada, parece un auténtico milagro. Alejado, y mucho, de aquellas primeras jornadas en las que la nieve solo caía a cuentagotas y permitía apenas abrir superficies por debajo de los 1000 metros. Entonces, diciembre estaba arrancando, y se tocaba con la punta de los dedos el periodo navideño. Seguramente, las mejores semanas de todo el curso, cuando jóvenes y mayores se divierten esquiando durante sus largas vacaciones.

Pocos días duraría, afortunadamente para todos los amantes de los deportes invernales y para la salud del centro granadino, un mal comienzo que pronto se tornaría en buenas noticias. Precipitaciones que permiten que durante meses se haya mantenido una brutal cifra que supera con creces los 100 kilómetros de pistas y unas condiciones excelentes para descender trazados totalmente cubiertos por un oro blanco especial, ese que siempre se ha conservado en uno de los dominios donde mejor se cuida la nieve.

Imagen del desbloqueo del Telesilla Stadium
Imagen del desbloqueo del Telesilla Stadium / Sierra Nevada

Se empieza en Sierra Nevada a afrontar el inicio del último tramo de temporada y el temporal de viento -se han registrado velocidades por encima de los 100 km/h- y precipitaciones es constante. Este miércoles únicamente ha permitido abrir algunas zonas de la estación, solo 52 pistas y 37 kilómetros esquiables, pero las acumulaciones han dejado ver una cara que en Andalucía hace mucho tiempo que no se disfrutaba.

La nieve caída, prácticamente de manera continua, desde la semana pasada, ha hecho que se alcancen los cuatro metros de espesores en zonas medias y altas -un metro nueva-.

Preocupación por avalanchas

Las esperanzas de vivir un tramo final de curso espectacular cada vez son mayores y más reales, aunque el trabajo de los operarios es continuo para desbloquear los remontes que han quedado enterrados en la nieve. También habrá diferentes medidas ante el alto riesgo de avalanchas que vive la estación situada en Granada.

También en el snowpark habrá que realizar trabajos con los que recuperar los sectores del Sulayr. Se espera que en 48-72 horas estén de nuevo operativos, siempre que no continúen las precipitaciones. Es momento de celebración en Sierra Nevada, donde espera el mejor final de temporada.

Fotos

Vídeos