Las Provincias

Satisfacción en un año difícil para Asturias

La estación de Valgrande-Pajares, en una imagen de archivo
La estación de Valgrande-Pajares, en una imagen de archivo
  • Valgrande-Pajares y Fuentes de Invierno, que finalmente no pudieron disfrutar de la Semana Santa, consideran que han vivido una campaña «muy satisfactoria», a pesar de la escasez de nieve y los más de 50 días que se han mantenido cerradas durante la temporada

La escasez de nieve ha sido uno de los factores más a tener en cuenta en una temporada complicada, en la que el norte del país no ha logrado terminar de arrancar por diferentes motivos. Una situación totalmente opuesta a la que ha vivido el resto de España y que no se ha visto ejemplificado en la Cordillera Cantábrica. Allí, en sus estaciones, el curso comenzó más tarde de lo esperado y no se pudo alcanzar una Semana Santa tan ilusionante en los centros invernales como deseada por todos los esquiadores, que finalmente se quedaron con las ganas de disfrutar de los últimos descensos en la gran mayoría de sus dominios.

Esquiadores en la estación de Fuentes de Invierno, en la celebración de los últimos 10 años

Esquiadores en la estación de Fuentes de Invierno, en la celebración de los últimos 10 años / Archivo

Una imagen que perfectamente podría relacionarse con Asturias. No obstante, desde Valgrande-Pajares y desde Fuentes de Invierno han considerado la campaña como «muy positiva para todos los sectores que se encuentran implicados en ella». Todo, a pesar del hándicap que ha supuesto la escasez de nieve sufrida durante muchas jornadas que ha obligado a mantenerlas cerradas 58 y 54 días de temporada, respectivamente. Y tampoco el temporal, en ocasiones de fuertes rachas de viento, ha beneficiado en nada.

Algo más de 80.000 usuarios han teñido de blanco las instalaciones del Principado en un curso que comenzó un mes y medio más tarde de lo esperado. Las buenas noticias no terminaron de llegar en diciembre, como se esperaba, y hubo que esperar hasta el 16 de enero, en el mejor de los casos. La Semana Blanca ha marcado también un momento especial de la temporada, concentrando a más de 5.000 escolares que han podido aprender a esquiar o han logrado perfeccionar sus cualidades en unas jornadas dedicadas a ellos.

Tanto Fuentes de Invierno, donde se han cumplido 10 años desde que se iniciara su aventura, como Valgrande-Pajares, han tenido números muy similares en estos casi tres meses que se han mantenido abiertas al gran público. Con la Semana Santa por delante y la ilusión de volver a celebrar unas fiestas antes de concluir el curso, fue imposible aguantar sin apenas nada de nieve. Las previsiones volvieron a fallar para ellas.

El duro trabajo de los operarios se tendrá que repetir a finales de este 2017, con otro reto apasionante por delante y la posibilidad de superar una recaudación por forfaits que este año se ha elevado por encima del 1.100.000 euros entre ambas estaciones.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate