Las Provincias

Un fin de semana para todos en Vall de Nuria

Cada año, se celebra una reunión de constructores de iglús
Cada año, se celebra una reunión de constructores de iglús / Vall de Nuria
  • La estación catalana contará con su ya habitual concurso de construcción de iglús y muchas actividades dirigidas al público más pequeño

Rebosan felicidad y en sus pistas la escasez de nieve no parece un problema, al menos por el momento. Las estaciones catalanas siguen siendo unas de las más beneficiadas de esta buena y extensa temporada de esquí y snowboard que estamos viviendo, y no dudan en aprovechar el tirón con actividades para atraer a todos los públicos.

Vall de Nuria, un centro siempre destinado a la diversión de los más pequeños y dirigida al entretenimiento para el público familiar, espera un fin de semana en el que se convertirá en una enorme fiesta. Más allá de la excursión nocturna con raquetas que tienen preparada para disfrutar de la luna llena y la magia de la noche en el valle, el ya habitual encuentro de constructores de iglús, vuelve a la carga.

Este evento que tanta afición ha creado entre aficionados al mundo del deporte invernal se celebrará durante el sábado y el domingo. Una divertida iniciativa que muchos aficionados convierten en puro arte y que, además, como suele ser habitual, podrán pasar la noche en su interior en lo que sin duda es una de las experiencias más enriquecedoras sobre la nieve.

La mañana siguiente será para el público infantil, aunque también están invitados todos los adultos, que se reunirán en el patio del Cau de la marmota. Allí, acompañados de una chocolatada para los participantes, podrán pasarlo en grande en el concurso de construcción de muñecos de nieve. En él, también habrá premios para los ganadores.

Volverán a ser de nuevo unas jornadas en las que las estaciones del Grupo Ferrocarriles vivirán multitud de eventos en sus pistas. Todos ellos acompañados de una meteorología perfecta en este mes de marzo en el que continúa luciendo el sol en unas pistas con muy buenos espesores de nieve y unas condiciones idílicas.