Las Provincias

Masella despide su esquí nocturno

Así de espectaculares son las imágenes nocturnas de la estación catalana
Así de espectaculares son las imágenes nocturnas de la estación catalana / Masella
  • Como ya es habitual con la llegada de marzo y después de cuatro meses de frenética actividad, el sábado será la última oportunidad de disfrutar de uno de los planes estrella de la estación pirenaica

Es uno de los productos estrella que en las últimas temporadas ofrece la estación catalana de Masella, y un año más ha vuelto a confirmarse como uno de los planes elegidos por más usuarios. Han sido cuatro meses -la primera jornada tuvo lugar en el mes de noviembre- en los que las condiciones en las pistas no han dejado de acompañar, permitiendo incluso aplazar la última noche de esquí nocturno en este centro invernal.

Cada vez son más los aficionados que se unen al mejor esquí nocturno de los Pirineos

Cada vez son más los aficionados que se unen al mejor esquí nocturno de los Pirineos / Masella

Como suele ser habitual, marzo es un mes de despedida para esta actividad, cada vez con mayor afluencia y ya consolidada como la más importante de los Pirineos. Allí nadie ofrece una superficie similar a la de Masella, que cuenta con 10 kilómetros de extensión y un total de 13 pistas completamente iluminadas. Un lujo para cualquier amante de la práctica de deportes invernales.

A pesar de que en este centro aún se mantienen intactas las ilusiones por alargar lo máximo posible las semanas de curso, el caso del nocturno es especial. Las horas de sol van aumentando con el paso de los días en este mes de marzo -cuando siempre finaliza-, en el que además se produce el cambio horario. En principio estaba programado que el último día fuera el pasado sábado 4 de marzo, pero la buena afluencia de público ha ayudado a prorrogarlo una semana más.

Será una semana en la que, como siempre, podrá disfrutarse durante el jueves y el sábado en su horario habitual. La clausura del día 11 coincidirá con la prueba de resistencia que Masella tiene en su agenda, en la que realizar descensos durante 12 horas en equipos. Será una nueva experiencia en otro gran curso para la estación situada en el Pirineo, que vuelve a celebrar la sintonía con su público nocturno.

Y es que, más allá del esquí que se practica por las noches, también las actividades de Apres Ski comienzan a hacerse, poco a poco, un nombre en el dominio catalán. Casi tanto como la calidad que atesora en sus dominios.