Las Provincias

Valdezcaray afronta su recta final

La estación riojana de Valdezcaray, en blanco y negro
La estación riojana de Valdezcaray, en blanco y negro / Dani Cruz/Valdezcaray
  • A un mes del cierre de la temporada, ofrece uno de los forfaits más económicos del país y unas condiciones excelentes para la práctica del esquí

Parece que fue hace muy poco cuando se comenzaban a abrir algunos centros montañosos gracias a las nevadas que dejaban nieve en muchos puntos del país, a la vez que otros miraban recelosos ante la ausencia de precipitaciones en sus dominios. Estaciones privilegiadas que se disponían a vivir el mes de diciembre –probablemente el de mayor importancia- por todo lo alto con bastantes kilómetros esquiables y muchos aficionados a los deportes blancos deseosos de comenzar, de nuevo, a deslizarse por sus pistas.

Valdezcaray, el pasado fin de semana

Valdezcaray, el pasado fin de semana / Valdezcaray

Fueron semanas repletas de dificultades para los dominios situados en el norte de España, que no pudieron inaugurar una campaña que prometía ser espectacular hasta la entrada de 2017. Es el caso de Valdezcaray, que ha sufrido las inclemencias de una meteorología no demasiado benévola y que en principio tuvo que conformarse con una apertura de uso turístico. Las precipitaciones cambiaron su suerte a partir de enero, pero la presencia del fuerte viento ha impedido disfrutar un poco más del buen estado de las instalaciones.

Con la llegada de las buenas temperaturas y nuevas precipitaciones, la estación riojana afronta ahora su último mes de apertura. Lo hace con muchas ganas de seguir recibiendo aficionados jóvenes y mayores, y con un total de 12 pistas disponibles para ellos. Las condiciones han mejorado en las últimas semanas, a la par que la climatología, y desde Valdezcaray animan a pasarlo en grande.

No solo los fines de semana, pues el precio de un pase diario para acudir entre semana es de 21 euros, uno de los más bajos a estas alturas de temporada y con la agradable presencia del sol.

Tras las dificultades que ha dejado el mes de febrero por el camino, es momento de aprovechar un final de temporada que ahora sí es próximo, con el que se convertirá en uno de los primeros centros de invierno en clausurar un año que no ha podido ser del todo bueno.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate