Las Provincias

La joya portuguesa

La estación portuguesa ofrece grandes oportunidades a los esquiadores
La estación portuguesa ofrece grandes oportunidades a los esquiadores / Skiserradaestrela.com
  • Es la única estación de esquí situada en el país luso, y cada temporada recibe una media de 50.000 aficionados

  • Sierra de Estrella ha firmado un acuerdo con los centros esquiables de España y pasa a ser parte de ATUDEM

Lejos de contar con la gran tradición de las montañas españolas, Portugal nunca se ha caracterizado por su afición a los deportes invernales. Amantes de la gastronomía, la artesanía, el arte y la cultura, los lusos no dejan de lado una de las pasiones que muchos comparten cada temporada.

Rodeada de un impresionante paisaje se levanta la majestuosa Sierra de Estrella, la única estación de esquí con la que cuenta el país. Un paradisíaco lugar, como ellos mismos afirman, en el que es posible descubrir los glaciares helados con los que cuentan. Su situación también ayuda a un turismo de nieve, pues se encuentra próxima a Salamanca -hogar del dominio de Béjar La Covatilla- y Cáceres.

Un hecho que ayuda a que sus pistas, cada campaña, reciban una media de 50.000 amantes del esquí, a los que hay que sumar los que visitan las instalaciones de un entorno catalogado como Parque Natural.

Podrían ser más gracias al acuerdo de colaboración que han firmado con los destinos españoles. El objetivo principal es lograr un mayor tráfico de turistas tanto en Sierra de Estrella, que ya forma parte de la Asociación Turística de Estación de Esquí y de Montaña de España (ATUDEM), como en el resto de estaciones.

Es el caso de Baqueira Beret, donde se espera que llegue un buen número de aficionados desde el centro luso. Será gracias, en parte, a los descuentos que podrán disfrutar en la estación catalana.

La actividad en Portugal, como ocurre en España, comenzará pronto. La apertura está prevista para el próximo día 10 de diciembre, aunque no se descarta hacerlo de manera anticipada. Sería posible siempre que las condiciones meteorológicas lo permitieran. Aunque ya para esa fecha está preparada una fiesta por todo lo alto. En el evento, denominado ‘Sunset Ski Party', habrá un descenso nocturno y fuegos artificiales. También música en directo con conocidos Dj's, que amenizarán una jornada en la que se espera recibir a unas 3.000 personas.

Será solo una primera cita para todos los aficionados a los deportes invernales en la estación lusa, donde se espera que esta temporada la nieve sea uno de los grandes reclamos hasta bien entrado el mes de abril.