Las Provincias

La magia llega en diciembre

Vista aérea de la estación de montaña de Cerler
Vista aérea de la estación de montaña de Cerler / Grupo Aramón
  • Las estaciones ya han recibido sus primeros copos y son muchas las que esperan abrir sus puertas el último fin de semana del mes

  • El puente de la Constitución volverá a ser una de las fechas clave para esta temporada

Con el invierno cada vez más cerca, los amantes de la nieve comienzan a desempolvar sus esquís y todo el material necesario para acudir a las pistas. Son muchos los que ya tienen todo preparado de cara al mes de diciembre, ese en el que poco a poco se empieza a dar la bienvenida a las estaciones de montaña, a pesar de que los últimos años hayan sido demasiado irregulares. Cabe destacar la pasada temporada, en la que la crisis afectó de manera severa en prácticamente todos los centros españoles hasta bien entrado el mes de febrero.

El de esta campaña pinta de manera muy diferente. Al menos durante el mes de noviembre, que ya ha visto caer sus primeros copos de nieve y en el que son muchas las estaciones que han puesto en marcha sus cañones de nieve artificial con las miras puestas en el puente de la Constitución, para el que todas esperan haber abierto ya sus puertas. Se trata, como cada año, de una oportunidad especial y de una de las fechas con mayor afluencia a las pistas.

El pistoletazo de salida de algunas ya está confirmado para disfrutar del último fin de semana de noviembre: Baqueira-Beret, Cerler, Formigal, La Molina, Grandvalira o Sierra Nevada inauguran temporada el sábado 26. Otras, como la gerundense Masella, podría hacerlo incluso antes, pues ya ha informado a través de redes sociales sus intenciones «tan pronto como sea posible». Una estación que ofrece grandes servicios y que el año pasado ya fue la que más días de nieve ofreció.

Falta por ver la aceptación que tendrán Candanchú y Astún, que de cara a esta campaña han aunado fuerzas y tendrán un dominio esquiable de 100 kilómetros en el Valle de Aragón. La temporada de esquí se acerca con las primeras nieves. Toca disfrutar a partir de diciembre. Este invierno, si nada se tuerce, promete una buena dosis de emociones y oro blanco.