Astrofotografía para aficionados

Este mes de agosto es perfecto para los amantes de la astrofotografía./DAVE MARTIN / AP
Este mes de agosto es perfecto para los amantes de la astrofotografía. / DAVE MARTIN / AP

Te proponemos la guía definitiva para fotografiar los eventos astronómicos que verás este mes

TAMARA VILLENAValencia

Si eres amante de la fotografía y te gusta captar instantes únicos, este sin duda es tu mes: con las Perseidas la noche del 12 al 13 de agosto y el eclipse solar total del próximo 21 de agosto, tienes la oportunidad perfecta para conseguir imágenes espectaculares. Estos eventos astronómicos son citas importantes en el calendario de los adeptos a fotografiar el firmamento, una tendencia llamada 'astrofotografía' que cada vez se está haciendo más popular. Redes como Instagram o Pinterest han popularizado la publicación de instantáneas de este tipo y cada vez son más quienes cogen la cámara y salen a intentar inmortalizar estos particulares fenómenos.

Pero no todos estos eventos se pueden fotografiar de la misma manera ni exigen el mismo grado de protección, por ello te proponemos la guía definitiva para fotografiar los fenómenos astronómicos de este agosto:

Protección ocular

Lo primero que tienes que tener en cuenta es cuál es el tipo de evento que vas a fotografiar y si necesitas o no protección para ello. En el caso de las Perseidas no es necesario que emplees ningún tipo de material específico para poder visualizarlas de manera directa y fotografiarlas, porque no generan ningún tipo de daño ocular. Sin embargo, si lo que quieres es fotografiar el eclipse solar o 'eclipse del siglo' (aunque solo se verá al completo en América del Norte) debes tener cuidado y emplear unas gafas de protección especiales para mirar directamente el fenómeno.

Observar de manera directa al Sol durante un eclipse puede producir graves daños en tu retina e incluso puede causar la pérdida total de visión, conocida como retinopatía solar. Las gafas de sol no son válidas ni tampoco los vidrios oscuros, necesitas unos filtros solares que deben cumplir las normas mundiales altamente específicas conocidas como ISO 12312-2. Ten claro que las lentes fotográficas no protegen de las radiaciones infrarrojas y ultravioletas que emite el Sol y que necesitarás también un filtro para proteger el sensor de tu cámara, como una lámina Baader de densidad 5.

Evita mirar al Sol directamente durante el eclipse
Evita mirar al Sol directamente durante el eclipse / DAVID GRAY / REUTERS

¿Qué necesitaremos?

-Cámara: Lo más recomendable es emplear una ‘Reflex’ digital con un ISO (Sensibilidad) de hasta 1.600, aunque es aconsejable que sea de 6.400 para hacer la toma en menos tiempo y con menos ruido.

-Trípode: Es absolutamente imprescindible ya que al hacer exposiciones de varios segundos se recomienda no mover para nada la cámara, por lo que coge el más estable que tengas a mano.

-Disparador remoto: Con esto evitaremos que las fotos salgan movidas, ya que así no tendremos que tocar directamente la cámara para hacer la fotografía. Si no dispones de ninguno, también se puede usar el temporizador programable de la propia cámara.

-Batería de repuesto: Fundamental para no quedarnos 'tirados' a mitad del espectáculo, ya que al estar haciendo fotos sin parar y en larga exposición la batería se agotará en poco tiempo.

Cuestión de luz

Tenemos que estar especialmente atentos a las fases lunares por la potencia de la luz de la Luna. Son datos muy importantes a la hora de obtener un buen resultado fotográfico, ya que a menor luz en el cielo (tanto residual de las zonas urbanas como de la propia Luna) más probabilidades de éxito tendremos porque conseguiremos menos ruido en las fotos.

El trípode y disparador remoto serán imprescindibles para tus fotos.
El trípode y disparador remoto serán imprescindibles para tus fotos. / STEFAN WERMUTH / REUTERS

Elegir bien la localización

Para conseguir las mejores fotografías posibles, tienes que buscar un lugar alejado de las ciudades, pueblos o zonas con alta contaminación lumínica. Por ello, lugares elevados como montañas, picos o miradores son perfectos para poder disfrutar de un cielo lo más despejado posible. Además, es conveniente buscar zonas donde la cobertura vegetal nos tape la luz del horizonte.

Sitúa tu cámara hacia la constelación que da nombre a la lluvia de estrellas que queremos fotografiar, que en el caso de las Perseidas es la constelación de Perseo, hacia el noroeste del horizonte. Hay aplicaciones gratuitas como Google Sky Map o Stellarium Mobile que nos pueden ayudar en el caso de que tengamos problemas para encontrar la dirección de la constelación.

Intenta no cambiar la cámara de posición para captar más estrellas
Intenta no cambiar la cámara de posición para captar más estrellas / ALI JAREKJI / REUTERS

Lluvia de estrellas

Lo importante es no cambiar la cámara de posición, porque hay más probabilidades de captar meteoritos si mantenemos la cámara fija que si los buscamos moviéndola de lugar. Antes de realizar ninguna fotografía tienes que conectar el disparador remoto, para no realizar movimientos de cámara durante las tomas largas y que al apretar el disparador salgan movidas. Se recomienda usar ISO 6.400 con una exposición entre 10 y 30 segundos y una apertura de diafragma de 4.5 a 7.1 e ir probando con estos valores hasta obtener el resultado deseado.

Emplea el objetivo en su longitud focal más pequeña, pon la cámara en modo manual y no uses una apertura superior al f/5.6. Emplea un valor ISO de salida de 800 y comprueba las capturas que realices para calibrar los valores en función de la luz ambiente y de cómo quieras tus fotografías.

Cuando ya hayas establecido el encuadre enfoca al infinito, o si hay luna enfoca a esta, y bloquea el enfoque para recomponer la escena. Es probable que si no hay suficiente luz el enfoque automático no funcione, por lo que se puede intentar enfocar con el modo 'LiveView' ya que en condiciones de escasa luz enfoca mejor.

Como estaremos haciendo fotografías de manera continuada, es recomendable desactivar de la cámara la función de reducción de ruido porque esta tarda el mismo tiempo en procesar la imagen que en capturarla. También debes tener en cuenta que disparar en RAW es más apropiado porque captaremos más información y en el procesado se podrán resaltar más detalles y estrellas.

Lo mejor es ir variando la exposición para captar un eclipse.
Lo mejor es ir variando la exposición para captar un eclipse. / YONHAP / EFE

Eclipse solar

Para fotografiar un eclipse solar no hay ninguna regla concreta sobre los parámetros de exposición porque lo mejor es probar diferentes valores focales y encuadres para conseguir el resultado que buscas. Es recomendable utilizar longitudes focales largas para conseguir una imagen amplia del Sol, por lo que si puedes emplea un teleobjetivo. En cámaras con sensor de formato completo la distancia focal máxima apropiada oscila entre los 2.000 mm, mientras que en las APS-C sobre los 1.300 mm.

Es mejor que optes por el enfoque manual en lugar del automático: enfoca al infinito o utiliza la hiperfocal. Según el filtro solar que empleemos de protección optaremos por una sensibilidad u otra, ya que como el eclipse dura bastante te dará tiempo a ir probando diferentes ajustes de sensibilidad y exposición. En el caso de que emplees la hiperfocal, la longitud que elijas condicionará la apertura del diafragma, por lo que tendrás que preocuparte de un parámetro menos.

También es aconsejable que dispares en RAW si tu cámara lo permite para tener un mayor margen de maniobra a la hora de corregir la exposición en el procesado con una herramienta de edición.

Fotos

Vídeos