La alcachofa de Benicarló, un manjar para el paladar

Raúl Resino, Xaro Miralles y Paco Lluch. /
Raúl Resino, Xaro Miralles y Paco Lluch.

Esta verdura se ha convertido en un elemento dinamizador de la comarca

PEDRO G. MOCHOLÍ VALENCIA.

A la plancha, al horno, frita, rebozada, a la parrilla o a la brasa, estas son algunas de las elaboraciones que admite la alcachofa. Una verdura que se encuentra en su mejor momento para degustarla, y así alegrar nuestro paladar con verdadero manjar. La semana pasada acudimos junto a la alcaldesa de Benicarló, Xaro Miralles, Paco Lluch, presidente de la DO Alcachofa de Benicarló, y el cocinero Raúl Resino (Estrella Michelín) al campo Auguaoliva, dónde nos esperaba su propietario Domingo Roca, concejal de Agricultura. Domingo acababa de recolectar un centenar de alcachofas y había preparado unas brasas con fuego de madera de naranja, sobre ellas había depositado las alcachofas, que previamente Raúl había aderezado con aceite y sal.

Lentamente con paciencia, y disfrutando de la brisa del Mediterráneo (el campo se encuentra a escasos 50 metros) veíamos cómo se iban haciendo, en el momento óptimo las fuimos cogiendo, y fuimos desojando hoja a hoja hasta llegar al corazón, disfrutando de ese eterno sabor que posee, el cual satisface al paladar gracias al prolongado sabor que encontramos.

Sin lugar a dudas, también nos ayudó el vino que había traído Domingo; una garnacha tintorera, redondeada con shiraz, y que sin ser la armonía perfecta, nos supo a gloría, por que sin lugar a dudas, el momento era único e irrepetible. Así nos quisieron demostrar, tanto Xaro Miralles y Paco Lluch que la alcachofa de Benicarló es uno de sus mayores tesoros, una verdura que se ha convertido en uno de los elementos revitalizadores económicos de la comarca. Aunque la creación de la D.O. Alcachofa de Benicarló se firmó un 18 de septiembre de 1998, su cultivo se remonta al siglo XIV durante el gobierno en la comarca de Berenguer de Cardona, y tal es su presencia, que en el escudo de la localidad, encontramos un tallo con tres frutos en lo alto. El cultivo se cree que se inicia en el siglo XIII, y se reduce al ámbito y consume familiar. Las primeras referencia históricas que tenemos sobre ellas las relata el escritor y botánico José Cabanilles, y éste las data en el XVIII. Pero no es hasta la década de los 40 del siglo XX cuando su cultivo se extiende, buscando una producción mayor que se puede comercializar, abandonando el sentido minifundista y familiar.

Aunque es el término municipal de Benicarló la que mayor número de hectáreas aporta al cultivo, los municipios de Peñíscola, Vinaroz y Cálig también pertenecen a la D.O. Alcachofa de Benicarló.

La recolección se inicia a principio de noviembre, y finaliza a finales de mayo, pero es ahora en enero cuando se encuentra en su momento óptimo, pues el frío hace desaparecer los pelillos que se encuentran en el interior de su corarón.

Y coincidiendo con estas semanas, es cuando la población de Benicarló se vuelca con su verdura más valorada, celebrando La Fiesta de la Alcachofa, y una gran mayoría de los establecimientos hosteleros, incluyen entre sus propuestas platos dónde la alcachofa es el principal ingrediente. Desde el día 12 y hasta el 28 se celebran las XI Jornadas del Pincho, jornadas que organiza la Asociación Benicarlense de Bares y Cafeterías.

Es el fin de semana del 26 al 28 de enero cuando Benicarló se engalana para celebrar los actos más representativos de la feria.

Desde las 9 de la mañana del día 26 los niños benicarlenses acudirán al taller de cocina 'La Alcachofa en la Escuela', realizado por el Centro Integral Público de Formación Profesional de Benicarló (en la carpa que se encuentra en la Plaza de la Constitución).

Por la noche, y durante la cena de gala, se entregará el distintivo La Alcachofa de Oro, en la edición del 2017, el premiado fue Ricard Camarena. El sábado 27 a partir de las 10 de la mañana se celebrará una Feria Gastronómica con productos de proximidad, finalizando a las 18 h. Durante la duración habrá charlas y degustaciones.

A las 7 de la tarde se celebrará la Torrada Popular en la Plaza de la Constitución. El 28 de enero a partir de las 11.30 de la mañana se inaugurará la Demostración Gastronómica realizada por los restaurantes pertenecientes a la Agrupación de Restaurantes de Benicarló. Y ese mismo día comenzaran las Jornadas Gastronómicas de Benicarló, en la que participaran los restaurantes pertenecientes a la asociación. Jornadas que comenzaran el día 28 de enero, y finalizaran el día 4 de marzo.

Si desean tener más información sobre las actividades relacionadas con la Fiesta de la Alcachofa, pueden entrar en web del Ayuntamiento de Benicarló y mirar el calendario de las actividades.

Terminada la 'Torrá' de alcachofas en el campo de Domingo, nos acercamos a la lonja del puerto, dónde los barcos de la Cofradía de Pescadores, San Telmo de Benicarló suelen subastar sus capturas diarias.

Esta lonja tiene sus mercados en las ciudades de Barcelona y Madrid, además de los restaurantes próximos de las localidades limítrofes.

Los viernes es el único día de la semana que no faenan, así preservan un poco los caladeros para la regeración de las especies que allí habitan.

De las lonja nos desplazamos al restaurante Raúl Resino, dónde el propio Raúl había preparado un nuevo menú de temporada dónde no podía faltar un plato dónde la alcachofa estuviera presente.

Desde la consecución de la Estrella Michelín en noviembre de 2016, la cocina de Raúl ha ganado en personalidad, se siente muy avalado sobre todo por la clientela que a diario llega a su establecimiento, y para Benicarló a supuesto un sobre interés pues la ha puesto en el mapa de la gastronomía europea, una situación que conocen muy bien aquellos municipios o ciudades que tienen la suerte de tener uno, o varios restaurantes con el prestigioso 'Macarrón Rojo'. En este menú, Raúl sigue apostando por una cocina eminentemente de autor, con creaciones propias o actualizaciones de platos típicos en los barcos de bajura. Utiliza tanto pescados de descarte, cómo pescados de mayor pedigrí, y a todos ellos les saca un gran sabor gracias a la técnica que posee.

La alcachofa no falta en su carta, y varias son las elaboraciones que le dedica; alcachofa en su all i pebre de alcachofa, y la alcachofa en dos pasos. Esta segunda elaboración es la que nos presentó en el menú, y en ella consigue preservar todos los matices que posee, gracias al impecable paso por el horno que le da, y que trasmite esos sabores y texturas que han hecho que la Alcachofa de Benicarló, sea la mejor de las que encontramos en los campos españoles.

Restaurante Raúl Resino. C/ Alicante 2. Benicarló (Castellón). Teléfono 964865505.

Fotos

Vídeos