Las Provincias

El arròs a banda de Blasco Ibáñez

  • El chef Sebastián Romero rememora la receta en el restaurante La Sequieta

Las VII Jornadas Albufera al Plat, dedicada a las costumbres gastronómicas relatadas por Vicente Blasco Ibáñez en su extensa obra y celebrando su 150 aniversario, nos trae una de las recetas valencianas de mayor arraigo, condumio marinero por excelencia que siempre se cocinaba con el mar Mediterráneo a la vista. Se trata del arròs a banda, una receta de pescadores que aprovechaba el pescado restante de la venta llegado a puerto o el que directamente tenía poca salida, así como el trigo de los valencianos, el arroz.

Así lo relataba el escritor en su obra 'Mare Nostrum', aunque en este caso acompañado de mariscos: «Cuando anclaban en puertos de pesca abundante, acometía la magna obra de guisar un arroz a banda. Los marmitones llevaban a la mesa del capitán la olla donde habían hervido los pescados mantecosos, revueltos con langostas, almejas y toda clase de mariscos. Él se reservaba el honor de ofrecer la gran fuente con su pirámide de arroz dorado y suelto. Hervido aparte, cada grano estaba repleto del suculento caldo de la olla. Era un arroz que contenía en sus entrañas la concentración de todas las substancias del mar. Como si cumpliese una ceremonia litúrgica, iba entregando medio limón a cada uno de los que ocupaban la mesa. El arroz solo debe comerse luego de humedecerlo con este rocío perfumado, que evoca la imagen de un jardín oriental. Únicamente desconocían esta voluptuosidad los infelices de tierra adentro, que llaman a cualquier rancho arroz a la valenciana».

Esta es una de las recetas ancestrales del mediterráneo que con diversas variantes tienen lugar en áreas costeras donde arraigó el cultivo del arroz. Una receta que en los últimos años ha sido desvirtuada a porrillo y que ahora el cocinero valenciano Sebastián Romero aprovecha para ponerla en valor, con su ejecución original, en su restaurante La Sequieta de Alacuás.

'Mare Nostrum' en cine

Blasco Ibáñez triunfó con sus novelas en Hollywood y la historia relatada en Mare Nostrum, ambientada en el mar con el trasfondo de la Iª Guerra Mundial y con un claro enfrentamiento al II Reich alemán, se tradujo en un éxito de ventas y en que la Metro Goldwyn Mayer se interesara por llevarla al cine. Esto sucedió en 1926, el director fue Rex Ingram, con el que ya había llevado al celuloide 'Los Cuatro Jinetes del Apocalipsis', el protagonista fue el madrileño Antonio Moreno en el papel de Ulises Ferragut, capitán del mercante Mare Nostrum, y Alice Terry, esposa del director, que encarnó el papel de la pérfida Freya, mujer fatal. Aunque la trama de la novela termina sumergiendo al lector en el conflicto bélico internacional, la primera parte de ella está ambientada en el Mediterráneo valenciano, en las costumbres marineras y en enclaves como las costas pintorescas de la comarca de la Marina. Los menús ambientados en la obra de Blasco Ibáñez pueden conocerse visitando Comer y Beber del digital lasprovincias.es. En estas jornadas gastronómicas se sirven las cervezas de la factoría valenciana de Heineken y los vinos de las bodegas Cherubino Valsangiacomo (DO Valencia) y Bobal de San Juan (DO Utiel-Requena).

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate