Las Provincias

Sólo amor

El tunecino Majd Mastoura se llevó el Oso de Plata al Mejor Actor en la Berlinale 2016 por su trabajo en 'Hedi, un viento de libertad', donde interpreta a un joven cuyas vivencias transcurren en Túnez tras la primavera árabe. Trabaja en un concesionario de coches y se ve obligado a contraer matrimonio con una chica elegida por su familia. El verdadero amor se cruza en su camino al conocer a una guía turística, con lo cual se plantea plantarse ante las exigencias de los suyos y romper con los planes de boda. Mohamed Ben Attia, director de la propuesta, se llevó el galardón a la Mejor Ópera Prima también en el festival de Berlín.

Según el director, «Hedi significa calma, serenidad. El nombre se impuso como título de la película porque no solo define al personaje principal, sino también a la situación en la que se encuentra cuando comienza la historia. Hedi es la calma antes de la tormenta».