Las Provincias

El peor novio de mi hija

Cartel del filme '¿Tenía que ser él?'.
Cartel del filme '¿Tenía que ser él?'.

Da mucho juego en la comedia americana el conflicto entre padres e hijos, sobre todo cuando entran en escena las parejas, no siempre del gusto de los ancestros. En '¿Tenía que ser él?', el progenitor de turno, rabiosamente conservador, se topa con un sujeto poco presentable como novio de su hija. El inquieto James Franco interpreta a la media naranja desvergonzada mientras Bryan Cranston ('Breaking Bad') es el suegro susceptible. Zoey Deutch ('Vampire Academy') es la niña de los ojos de un padre sobreprotector, mosqueado sobremanera ante la posibilidad de que un presunto necio pida la mano de su hija. Dirige el enredo John Hamburg, también guionista, al que le va el género, como bien dejan claro títulos como 'Y entonces llegó ella' o 'Te quiero, tío'.

«No hay nada más gracioso que la torpeza de la vida real», explica el cineasta. «Como escritor de comedia, vas por la vida pensando: ¿y si ésta fuera una escena para una película? Cada día está repleto de montones de momentos de torpeza, tensión y falta de comunicación, y esos son los momentos que me gusta incluir en las películas.

Ésta es una historia de una familia normal que entra en un mundo poco normal, pero un mundo anclado a la realidad».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate