Las Provincias

Un musical de oro

Emma Stone, en la película 'La ciudad de las estrellas. La La Land'.
Emma Stone, en la película 'La ciudad de las estrellas. La La Land'.
  • El récord de galardones de 'La La Land' en los Globos de Oro premia a una película con el regusto a la época dorada de Hollywood

Una de las películas que tiene más papeletas para los próximos Óscar es 'La La Land', subtitulada en España 'La ciudad de las estrellas'. Y más aún tras el record de Globos de Oro obtenido por la cinta en la gala del domingo pasado: siete candidaturas, siete trofeos. ¿Los ingredientes? Una pareja de moda y una historia de corte clásico relacionada con el mundillo de Hollywood, una mitología que a la gente de la industria le encanta retroalimentar (véase el revuelo que causó la hoy casi olvidada 'The Artist'). La cinta viene además dirigida por un realizador que ya fue nominado hace dos años por 'Whiplash', que recibió premios en las categorías de mejor actor, montaje y sonido.

Damien Chazelle se hizo conocido por esa película, la segunda de su filmografía, un trabajo bien interpretado y editado de manera enérgica aunque un tanto cuestionable en cuanto a su mensaje y verosimilitud. Es menos conocido que también ha sido guionista de cintas de otros directores como la correcta 'Grand Piano' o la intrigante 'Calle Cloverfield 10', una de las mejores producciones comerciales del pasado 2016.

'La La Land' supone una curiosa deriva de su filmografía ya que, tras retratar las tribulaciones de un pianista y después de un baterista de jazz, se pasa de lleno al musical, introduciendo canciones y números que pretenden traer de vuelta y a la vez actualizar las grandes producciones de un género hoy en día un tanto incomprendido. Aunque la fábula posee un componente dramático, su enfoque es más luminoso que la salvaje descripción del esfuerzo artístico presentada en 'Whiplash'.

Una gran pareja

Aquí tenemos a dos intérpretes que han labrado su fama tanto en el cine de autor como en el de índole más comercial. Ryan Gosling se hizo conocido gracias a producciones como la romántica 'El diario de Noa' o 'Drive', tal vez su papel más emblemático hasta la fecha. También ha sabido moverse en el terreno de la comedia en cintas tan recomendables como 'La gran apuesta' o 'Dos buenos tipos'. En el futuro se pondrá al frente de la esperada 'Blade Runner 2049'.

Emma Stone no se queda corta y muchos dicen que ella es la gran estrella de 'La La Land'. También fue lo mejor de las fallidas películas de 'Spiderman' de Marc Webb e intervino en un buen puñado de comedias de calidad superior a la media como 'Supersalidos' o 'Bienvenidos a Zombieland'. Y aunque el que esto escribe no es un gran admirador del 'Birdman' de Iñárritu, es de justicia reconocer la buena labor de la actriz en aquel filme.

La acción nos traslada a la ciudad de Los Ángeles. Stone es una actriz en ciernes que sueña con triunfar pero tiene poco éxito en las pruebas de casting. Gosling, un pianista de jazz que intenta transmitir su pasión por un género de estilo tradicional en pleno siglo XXI. Ambos se conocen en medio de la autopista, lo que dará pie a un romance que les hará avanzar en sus estancadas vidas.

«Quería que fuese una historia de amor y también un musical como los que me cautivaban de niño, pero puesto al día, modernizado. Me interesaba explorar el uso del color, de los decorados, del vestuario... todos los elementos expresivos de la vieja escuela cinematográfica para contar una historia actual», describe Chazelle. La música corre a cargo de Justin Hurwitz, que ya colaboró con el realizador en 'Whiplash', y el vestuario es de la reputada Mary Zophres.

Una carta de amor

'La La Land' se planteó como una carta de amor a la ciudad de Los Ángeles. Chazelle optó por rodar en formato panorámico para mostrarla en todo su esplendor. Los números musicales tratan de reflejar la idiosincrasia de la urbe. Comienza con un atasco en una autopista y uno de los momentos cumbre se desarrolla en el planetario, en el que los protagonistas realizan un espectacular baile 'sin gravedad'. 'Los paraguas de Cherburgo' y 'Cantando bajo la lluvia' se cuentan entre las influencias de este viaje nostálgico.