Las Provincias

Colmillos afilados

Una secuencia de 'Underworld: Guerras de sangre'.
Una secuencia de 'Underworld: Guerras de sangre'.
  • Kate Beckinsale se enfunda en cuero en 'Underworld: Guerras de sangre', la saga sobre vampiros y hombres lobo

Quinta entrega de otra franquicia que negó hace tiempo su carácter de trilogía, algo que no se lleva últimamente, y presenta otro presunto cierre, al igual que 'Resident Evil' y tantos otros ejemplos de cómo exprimir al máximo una idea que funciona mínimamente en taquilla. En la saga 'Underworld' se les ocurrió juntar a dos iconos clásicos del cine de terror, vampiros y hombres lobo, reunidos en una batalla campal de estética inspirada en 'Blade' y 'Matrix', muy 90s, de gótico de manual, que ni siquiera la llegada de 'Crepúsculo' logró caducar.

La chupasangres protagonista, Kate Beckinsale repitiendo papel, sigue en medio del enredo habitual, intentando paliar la guerra entre clanes. La película retoma la acción donde la dejó 'El despertar'. Los licántropos han encontrado un poderoso líder encarnado por Tobias Menzies ('El infiltrado'), mientras los vampiros siguen traicionando a la reina no-muerta.

Beckinsale disfrutó especialmente filmando la secuencia de la batalla cuando los licántropos atacan la comunidad nórdica. «Cuentan con mucho material medieval que Selene utiliza y también tendrá que vérselas con bastantes espadas y alguna que otra hacha», comenta Beckinsale.

Para el personaje de Beckinsale, nunca ha habido tanto en juego. «Siempre ha existido esa larga y duradera enemistad entre vampiros y licántropos, pero en 'Guerras de sangre' Selene se encuentra totalmente al margen de ambas facciones», explica la actriz. Dirige esta previsible cinta de horror light y acción a cámara lenta Anna Foerster, talento curtido en series como 'Outlander' o 'Mentes criminales'. Erróneamente se dice que hoy en día el mejor cine está en la televisión, aunque sean medios distintos y productos como el que nos ocupa confirman que es una cuestión de cómo emplear el ingenio, sea la disciplina que sea. Completan el reparto Theo James ('Divergente'), Lara Pulver ('Al filo del mañana'), Bradley James ('Damien'), James Faulkner y Charles Dance, ambos rostros de 'Juego de tronos'.

«Mi perspectiva en 'Guerras de sangre' era respetar el hecho de que ya existe una mitología muy sólida, hay una paleta muy clara, hay reglas para los licántropos y los vampiros en cuanto a cómo y por qué se transforman», relata la directora, también responsable de la segunda unidad en películas como 'El día de mañana'. «Estaba encantada de mantener todas esas cosas, porque creo que sería un error decir: 'Vale, ahora vamos a hacerlo todo de forma distinta'».

Inesperado

La cineasta recuperó lo que creía emocionante de Underworld para construir un argumento con elementos que resultaran inesperados. El hecho de que una mujer lleve las riendas de una serie con una protagonista femenina no aporta ningún enfoque diferenciado al conjunto.

«Resulta interesante volver a interpretar un personaje que ya has interpretado antes», opina Beckinsale sobre su rol. «Siempre voy vestida igual, pero los mundos van cambiando mucho de una película a otra. La primera tenía un aspecto como industrial y steampunk, ahora tiene un aire muy medieval»

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate