Las Provincias

Los nacimientos de ríos valencianos con más encanto

fotogalería

Nacimiento del río Tuéjar. / LAS PROVINCIAS

  • El comienzo de algunos de los ríos más importantes de la Comunitat se encuentran en parajes espectaculares

Hasta que vuelva el mal tiempo, queda un fin de semana para hacer alguna excursión. Y puede resultar muy curioso conocer dónde y cómo nace un río como el Turia. Aquí una selección de los paisajes con más encanto.

1. Río Palancia (Bejís/El Toro)

El Río Palancia es el más significativo del interior de Castellón y uno de los que más bañan la Comunitat. Su nacimiento se encuetra entre Bejís y El Toro, a poco más de una hora en coche desde Valencia a través de la A-23.

Para llegar al nacimiento del Palancia existe una ruta que pasa por El Molinar, una aldea preciosa, rural, y completamente mimetizada con la naturaleza.

Una vez acaba la ruta, muy bien señalizada y rodeada de pinos y cipreses, se encuentra la roca de la que brota el Palancia. La vuelta se puede hacer recorriendo río abajo y las pozas que ha creado el cauce, como el Salto de la Torecilla.

2. Río Túejar (Túejar)

El Paraje Natural Municipal "Nacimiento del Río Tuéjar", declarado en el año 2013, se localiza en el término municipal de Tuéjar, perteneciente a la provincia de Valencia, y cuenta con una superficie de 600 ha.

El Paraje Natural Municipal Nacimiento del Río Tuéjar se encuentra situado en las estribaciones del macizo de Javalambre y se caracteriza por un profundo valle labrado por el río que le da nombre. El nacimiento del río Tuéjar se produce gracias al aporte de un gran manantial y a las aguas que recoge, muy cerca ya de los límites con la provincia de Teruel, de las ramblas de Arquela y de Ahíllas.

La accidentada orografía, la escasez de afecciones al entorno, junto al atractivo de estar surcado por un río de cristalinas aguas, convierten a este espacio protegido en uno de los más bellos y mejor conservados de la comarca del Alto Turia.

Se puede llegar fácilmente en coche desde la CV-35 y hay infinidad de rutas para llegar al paraje, incluído uno desde Chelva.

3. Pou Clar - Río Clariano (Ontinyent)

El río Clariano configura, en sus primeros metros, un seguido de pozos excavados por el agua sobre roca calcárea conformando un paisaje bien singular de formas redondeadas y de tranquilas láminas de agua.

La buena accesibilidad permite pasear por su ribera y también darse un baño revitalizante en verano en las aguas más frescas de la zona.

El paraje es uno de los mejor conservados y adaptados al público de la región. Y es accesible tanto en coche como andando y en bici.

4. Río Vinalopó (Banyeres de Mariola)

La Sierra de Mariola es un auténtico pulmón verde del norte de la provincia de Alicante, con más de 17.000 hectáreas.

Aquí también nace uno de los ríos más importantes de la Comunitat, el Vinalopó. Descubrirlo es tan fácil y bonito como ir a Banyeres de Mariola y hacer la llamada "ruta del agua". Una sencilla travesía de 6,5km que sirven de ejemplo para disfrutar del interior de Alicante.

Esta ruta acaba en la Font de la Coveta y es una zona muy agradable para descansar o hacer picnic.

5. Río Turia (Guadalaviar, Teruel)

El río de la ciudad de Valencia nace a unos kilómetros de la Comunitat, concretamente en la sierra de Albarracín, en Teruel. Allí se le conoce como Guadalaviar, y nace en el pueblo de este mismo nombre.

Albarracín está declarado como "Pueblo bonito de España" y la sierra de su alrededor es una de las más bellas de España. Nada como hacer una excursión a la conocida zona de Teruel para disfrutar los parajes y del nacimiento del río valenciano por excelencia.