Las Provincias

Ruta por la huella de los Borja en Valencia

Una de las terrazas del Palacio Ducal de Gandia, donde nacieron la mayoría de los duques Borja y todos sus descendientes. :: Juantxo Ribes
Una de las terrazas del Palacio Ducal de Gandia, donde nacieron la mayoría de los duques Borja y todos sus descendientes. :: Juantxo Ribes
  • Una ruta cultural recorre por varias localidades de la provincia de Valencia la historia de una de las familias más influyentes de Europa

El vasto patrimonio histórico y cultural de la Comunitat Valenciana queda patente en la ruta de los Borja, un itinerario que recoge la huella y el esplendor de la familia valenciana más universal, que logró colocar dos papas en Roma. Los Borja, familia noble, con origen en el pueblo aragonés de Borja, se estableció en Xàtiva y posteriormente en Gandia, pero su huella también está presente en otras localidades valencianas como Albaida, Canals, Llombai, Alqueria del Duc, Alfahuir, Simat de Valldigna o la propia capital del Turia.

Intentando adentrarnos en esta insólita familia el itinerario lo iniciamos en la localidad de Canals donde se encuentra la Torre de Canals, lugar donde nació Alfonso de Borja, futuro papa Calixto III. Enfrente se sitúa el Oratorio de los Borja, que también tiene su historia y es digno de visitar.

Seguimos en Xàtiva, nacimiento de Rodrigo de Borja, el que después sería papa Alejandro VI. Además de la visita a la casa natalicia, tiene especial interés la Colegiata, donde están enterrados varios miembros de esta familia. También es imprescindible el recorrido hasta la iglesia de San Francisco, el convento franciscano de Santa Clara, la ermita de Santa Anna y el castillo de la localidad.

Paramos en Albaida, localidad en la que se estableció Juan Luís del Milá y Borja, sobrino de Calixto III, quien inició la construcción del palacio fortificado, el edificio más monumental de la ciudad.

Continuamos por la que fue baronía de Llombai, adquirida en 1484 por el cardenal Rodrigo Borja para su hijo Pedro Luís. En 1530 fue elevada a marquesado por Carlos V quien la regaló a su amigo Francisco de Borja por su matrimonio con Leonor de Castro.

Durante nuestro recorrido llegamos hasta Valencia capital, donde visitamos la iglesia de San Nicolás donde se conserva un cáliz borgiano con su patena. Muy cerca se encuentra la catedral, otro lugar emblemático de esta historia, en la que Alfonso de Borja mandó construir la capilla de San Pedro. Dentro de la catedral, en la capilla dedicada a San Francisco de Borja hay dos lienzos de Goya dedicados al IV duque de Gandia.

También es parada obligatoria en Valencia el palacio de los Borja o de Benicarló, que fue residencia de los Borja y hoy es la sede de las Cortes Valencianas .

Y desde la capital nos desplazamos hasta Gandia, considerada junto a Xàtiva germen de los Borja, donde visitamos el Palacio ducal, lugar en el que nacieron la mayoría de los duques Borja y sus descendientes.

En la capital de la Safor es visita obligada, igualmente, la colegiata de Santa María, el convento de Sant Roc, fundado por el V duque de Gandia, Carlos de Borja y Meneses, el Torreó del Pí, el convento de Santa Clara y la universidad.

Destacar que ante la evidente importancia histórica y cultural de la familia de los Borja, la Agència Valenciana del Turisme acaba de impulsar la puesta en marcha de una nueva ruta, que englobará a localidades de la Costera, la Vall d'Albaida, la Safor y la Ribera, y con la que también se pretende dinamizar el turismo por municipios del interior. El ambiciosoo proyecto ya está en marcha.