Las Provincias

Romero, la cocina del gusto

Los negocios familiares relacionados con la hostelería fueron determinantes en la carrera del chef Sebastián Romero Pozo. Desde su juventud participó en ellos, hasta que movido por el deseo de evolucionar comenzó una formación casi autodidacta inscribiéndose en los primeros cursos que para cocineros profesionales se organizaban en la década de los noventa. Sebastián se fue en 1996 al Bulli, una de las decisiones más acertadas de su carrera. Era el tiempo en el que empezaba a hacerse popular lo de hacer estadías en las casas de los grandes cocineros, Ferrán Adriá empezaba a dar guerra y era uno de los destinos más idóneos para aprender algo de lo que se avecinaba. Su gran interés por la gastronomía le llevó a seguir ampliando su formación en otros fogones: Óscar Torrijos, El Ángel Azul, Arrop y El Tinell de Calabuig.

En 1992 inauguró La Sequieta junto a su hermano, que corría con la responsabilidad de la sala. Más tarde, fue Sebastián el que tomó las riendas del restaurante en solitario trasmitiéndole todo su carácter. La cocina de Sebastián es dinámica, cocina de mercado y mediterránea en sus cartas, menús monográficos según la estación del año, jornadas de cocina micológica en otoño y platos afrodisíacos en febrero. Su creatividad más rabiosa ese vuelca en el área dedicada a las 'tapas-gourmet', un auténtico homenaje a la gastronomía vertical. El cocinero también ha impartido cursos de cocina y es actualmente el delegado provincial de Valencia en la Asociación Europea de cocineros Euro-Toques.