Las Provincias

Eddie Redmayne (i), Katherine Waterston (c) y David Yates.
Eddie Redmayne (i), Katherine Waterston (c) y David Yates.

Rebelión en el zoo

  • J. K. Rowling debuta como guionista para llevar al cine su novela 'Animales fantásticos y dónde encontrarlos'

Las grandes franquicias se resisten a desaparecer. Ya el último capítulo de Harry Potter, 'Las reliquias de la muerte', se estiró en dos en su adaptación cinematográfica con el propósito de cerrar mejor todos los detalles de la historia y, sobre todo, duplicar el beneficio en taquilla. Desde entonces el niño mago no se ha ido del todo, a pesar del interés de Daniel Radcliffe por alejarse de su papel más conocido, como refleja su intervención en la excéntrica 'Swiss Army Man', premiada en el Festival de Sitges. Ya sea en literatura o en teatro han ido apareciendo de forma esporádica diferentes obras relacionadas con el personaje o con su universo.

Así tuvimos una especie de polémica en las redes sociales con respecto a la Hermione negra de la pieza teatral 'Harry Potter y el legado maldito'. Además, desde 2001 existe un libro titulado 'Animales fantásticos y dónde encontrarlos', escrito por J. K. Rowling, bajo el pseudónimo de Newt Scamander. Se trata de un tratado sobre bestias increíbles escrito por un experto en la materia que servía como libro de texto en algunas de las aventuras de Potter. Esta publicación se convierte ahora en un spin-off (la palabreja de moda) cinematográfico con nuevas aventuras protagonizadas por el zoólogo en cuestión, situadas años antes de la existencia del pequeño hechicero. Es casi como si se planteara una adaptación cinematográfica de 'El Silmarillion' de J. R. R. Tolkien, algo que podría ocurrir a juzgar por la manera en que se estiró 'El Hobbit'. Afortunadamente para los fans las películas de 'Animales fantásticos...' cuentan con la colaboración de la propia J. K. Rowling como guionista, que debuta en este campo para expandir el argumento de un libro más bien poco narrativo con mejor criterio, suponemos, que el artesano de turno. La gran diferencia con la saga Harry Potter reside en la edad de los protagonistas, que en este caso tienen entre 30 y 40 años.

En la dirección repite David Yates, realizador de las últimas cuatro entregas de la saga anterior, las más 'oscuras', no tan logradas como la que firmara Alfonso Cuarón, pero eficaces en conjunto. Como protagonista tenemos a Eddie Redmayne, un intérprete irregular, oscarizado por 'La teoría del todo', e insufrible en propuestas como 'El destino de Júpiter'. Aunque es justo admitir que Radcliffe tampoco despertaba las simpatías de todo el mundo y tenía menos trayectoria como actor. Redmayne da vida a Newt Scamander.