Las Provincias

Alimentación saludable en Valencia

Muestra de alimentos ecológicos. :: Nerea Moraga Responsables y participantes en Gastrónoma 2016.
Muestra de alimentos ecológicos. :: Nerea Moraga Responsables y participantes en Gastrónoma 2016. / j.j. monzó
  • La ciudad cuenta con espacios que ofrecen gran variedad de productos ecológicos

Durante los últimos años la tendencia de alimentación ecológica y saludable viene creciendo de forma notable en España. Cabe señalar un aumento de la conciencia ecológica en la población, influenciado también por el afán de llevar un estilo de vida saludable.

En las redes sociales por ejemplo, cada día es más frecuente la aparición de 'instagramers' o 'bloggers' que comparten con sus 'followers' recetas o consejos para elevar aún más el cuidado de nuestra alimentación, o aproximarnos a este estilo de vida de cuidado personal. Y todos coinciden en lo mismo, el punto de partida es la nutrición.

Siendo conocedores de esto, muchas empresas se han aventurado en un sector que en España está en crecimiento, y al cual le queda mucho para alcanzar a sus vecinos europeos. Epicure Gourmet ha empezado su andadura en Valencia desde hace unos meses, el mercado urbano situado en el centro de Valencia, en la calle Cronista Carreres, 1, además de ofrecer una selecta gama de productos gourmet y ecológicos también ofrece productos del uso de diario de un hogar y también dispone de una acogedora cafetería donde tomar algo o disfrutar de una comida agradable.

Bienestar y salud

«Conseguimos fusionar los conceptos de supermercado, cafetería y panadería tradicionales en un único espacio donde nuestros clientes descubren a diario nuevos sabores y productos. Como valor añadido y diferenciador buscamos ofrecer productos de calidad a un precio competitivo y que comprar se convierta en una experiencia tan agradable que el cliente acabe sintiéndose en casa», destaca Laurent Vaz, gerente y cofundador de Epicure.

«Buscamos llegar a ese consumidor que cuida lo que come, y tras detectar la dificultad de encontrar este tipo de alimentos en un único espacio creamos Epicure, que ofrece, además de todo tipo de productos necesarios para el hogar una gran variedad productos ecológicos, alimentación sin gluten o sin azúcar, productos gourmet así como otros productos indicados para el cuidado de la salud y el bienestar de las personas», agrega Vaz.

El mercado urbano funciona todos los días de 8 de la mañana a 12 de la noche, y cuenta con servicio de entrega a domicilio o pedidos telefónicos y su cafetería dispone de productos take away y una amplia gama de productos muy sabrosos.

Sin duda alguna, un local para conocer y disfrutar de un momento relajado unido de un trato exquisito y comida saludable.

Beneficios

Simultáneamente a los centros especializados como Epicure, la agricultura ecológica se encuentra en auge porque muchos ciudadanos son ya conscientes de que ayuda a prevenir el indeseado efecto invernadero, colabora con el ahorro energético y protege la fauna y al resto de seres vivos, todo eso gracias a la disminución que supone de dióxido de carbono, la menor contaminación de aerosoles y su escasa o nula generación de residuos contaminantes. Además, esta agricultura se mantiene en equilibrio natural del medio ambiente, por lo que favorece a la preservación del ecosistema.

Entre los distintos beneficios de esta agricultura ecológica con el medio ambiente, es destacable su efecto ante la fertilidad de la tierra, la cual aumenta combatiendo la desertificación y reciclando los nutrientes naturales, que se convierten a su vez en abonos totalmente naturales. Otra ventaja es que favorece la retención de agua y no contamina las venas de agua subterránea de la tierra, es respetuosa con el hábitat natural de animales y plantas, y produce un efecto favorecedor en el equilibrio ecológico gracias a diversas técnicas como la rotación de los cultivos o los abonos verdes.

Pero la agricultura ecológica no solo es agradecida con el medio ambiente, sino que al no contener residuos tóxicos provenientes de pesticidas, los alimentos que esta cultiva son mucho más saludables para el ser humano que los convencionales. De igual modo, tampoco contienen aditivos de síntesis, que pueden causar graves problemas de salud como insuficiencias cardiacas, osteoporosis, hiperactividad y migrañas.

Sobre los pesticidas de origen químico, se ha demostrado científicamente su relación con patologías como el cáncer, el asma y las alergias. En este sentido, los productos que contienen altas cantidades de estos pesticidas, cada vez menos utilizados, no solo dañan a quienes lo consumen, sino también al propio agricultor y, por supuesto, al medio ambiente.

Además, los alimentos orgánicos resultan más nutritivos al crecer en suelos ricos en fertilizantes naturales. Por lo que en la misma cantidad, añaden más vitaminas, minerales, proteínas y antioxidantes al organismo.

Respecto al sabor, los productos elaborados de la forma más natural y cuidadosa, mantienen su gusto original y, por tanto, un sabor mucho más delicioso. Y es que, las plantas generadas y fertilizadas con productos de calidad y componentes orgánicos, crecen más sanas y conservan su aroma, color y sabor, de la forma más pura. Y por si esto fuera poco, conservan sus propiedades durante más tiempo.

Mercado en desarrollo

Dicho todo esto, es evidente que aunque los productos ecológicos han salido del anonimato, no están convenciendo todavía masivamente a los consumidores. Siete de cada diez españoles afirma conocerlos, pero sólo un 27% de la población los ha comprado en alguna ocasión, según un estudio del Ministerio de Agricultura. Como consecuencia, su peso en la cesta de la compra de las familias sigue siendo mínimo y suponen menos del 2% del gasto alimentario de los hogares.

España es el segundo país del continente con mayor superficie destinada a cultivos ecológicos (807.569 hectáreas), pero el desinterés de los ciudadanos obliga a exportar el 80% de su producción. Una situación que el Gobierno y las empresas están convencidos de que cambiará en poco tiempo. Ocho de cada diez distribuidores estiman que este mercado se desarrollará con fuerza en la próximos años y el Ejecutivo ha lanzado una campaña para promocionar su expansión.

Para lograrlo, deberán combatir el desconocimiento y los problemas que hay para encontrarlos en los comercios. Los encuestados esgrimen estos dos motivos como las principales razones por las que no adquieren productos ecológicos, y les conceden más importancia que a su mayor precio. En el lado positivo, sus consumidores habituales valoran sobre todo que son más saludables que los alimentos tradicionales. Y también subrayan que son más sabrosos y de mayor calidad.

Desde el otro lado , los vendedores sostiene que es la falta de demanda la que les lleva a no ofrecerlos. La escasa clientela pesa mucho más en los responsables de las tiendas que su mayor precio, los problemas de abastecimiento y la poca variedad que se les ofrece. Sólo el 47,3% de los distribuidores vende en su establecimiento productos ecológicos, pero la mayoría del resto prevé hacerlo a medio plazo.

El informe de Agricultura destaca que la mitad de la superficie cultivada con técnicas ecológicas se destina a cereales y legumbres y a olivares. Por detrás destacan los frutos secos, las vides, las plantas aromáticas y medicinales, y los frutales.