Las Provincias

Dani Rovira y Karra Elejalde, detrás, en '100 metros'. :: lp
Dani Rovira y Karra Elejalde, detrás, en '100 metros'. :: lp

Todo corazón

  • Rovira y Elejalde protagonizan '100 metros', la historia real de superación de un enfermo de esclerosis múltiple

Tras 'Ocho apellidos vascos' y su pobre secuela catalana, Karra Elejalde y Dani Rovira se reúnen en una película muy diferente que supone, para el segundo, su primera incursión en el drama. «Alguien que sabe hacer reír sabe, sin duda, emocionar. Robin Williams, Jim Carrey, Tom Hanks, Roberto Benigni... todos ellos hacían comedia antes de empezar a hacer dramas. Lo difícil suele ser al revés: alguien que ha cimentado su carrera en el drama, que cambie a hacer comedia. En esos casos a veces funciona y otras veces no», explica el director Marcel Barrena, que los ha juntado en la película '100 metros', inspirada en la historia real de Ramón Arroyo, un enfermo de esclerosis múltiple que decidió superar sus miedos apuntándose a realizar un ironman, una de las pruebas más exigentes del triatlón que combina natación, ciclismo y maratón.

La coincidencia de los protagonistas no fue premeditada sino casual. «Elegí a mis actores favoritos. Alexandra Jiménez y Karra para mí son los mejores de su generación y fueron mi primera opción desde el principio. En el caso de Dani Rovira inicialmente el personaje iba a tener más edad. Tendría unos 42, que estaba más cerca de la edad del verdadero Ramón Arroyo cuando realizó la prueba. Después decidí bajar la edad del protagonista para que estuviera más distanciada de la de Karra y se creara el conflicto entre suegro y yerno. Fue entonces cuando Karra me sugirió que probáramos con Dani».

En efecto, ambos intérpretes vuelven además a compartir el mismo parentesco en esta ficción en la que el padre de la pareja del protagonista acepta a regañadientes entrenar a su yerno. «La estructura de la relación es muy parecida a la de 'Ocho apellidos vascos' porque al principio se llevan fatal y luego se llevan mejor pero todo cambia por nuestro punto de vista y por el tono».

Según el cineasta, a ambos personajes les une la enfermedad y el amor por la misma persona, la hija de uno y la mujer del otro. «El resumen de su relación sería 'juntos de nuevos por primera vez'. Vemos a Karra y Dani juntos de nuevo, pero nunca les hemos visto así», defiende Barrena, que anteriormente había dirigido un documental llamado 'Món Petit', otra historia de superación sobre un joven con leucemia.

Emociones

«En el caso de Ramón Arroyo vi un programa de 'Informe Robinson' que trataba la historia y me gustó tanto que no vi la necesidad de hacer otro documental», señala el realizador. «La historia de '100 metros' está inspirada en un hecho real, más que basada en un hecho real. Quién es Ramón, qué le pasó y lo que hizo es verdad, todo lo demás está algo cambiado», aclara.

El director señala que hubo varios momentos emocionantes en el rodaje, pero que «el mayor de todos ellos fue cuando rodamos en el Institut Guttmann, un centro hospitalario donde hay personas con todo tipo de enfermedades degenerativas e incapacidades por accidente. Toda esa gente, los enfermeros y los neurólogos nos ayudaron muchísimo».

Al preguntarle sobre el bombazo francés 'Intocable', el cineasta admite que fue un referente a la hora de conseguir financiación para la película, la demostración de que una cinta optimista sobre una situación dramática podría atraer al público. Barrena confía en que con '100 metros' ocurrirá lo mismo gracias a la fuerza de la historia y de sus intérpretes.

«Tenemos muchas cartas para que la película guste a la gente. Sin una gran cadena detrás es más difícil la promoción y llevar a la gente al cine pero estoy seguro de que si la gente va, la recomendará».