Las Provincias

El aparente balneario canino

El documental se fija en la isla de Lampedusa. :: lpUna película de animación ambientada en una perrera. :: lpGordon-Levitt, a la derecha, interpreta a Snowden.
El documental se fija en la isla de Lampedusa. :: lpUna película de animación ambientada en una perrera. :: lpGordon-Levitt, a la derecha, interpreta a Snowden.
  • En el filme 'Ozzy', un perro bondadoso de raza acaba en un albergue para mascotas más turbio de lo que parece

Un bonachón perro de la raza beagle (la misma a la que pertenece Snoopy) es el protagonista de la película animada que llega hoy a los cines, que cuenta con el apoyo de Disney España en su distribución. Se trata del estreno en este campo de la productora Capitán Araña, que lleva más de 20 años generando contenidos para la compañía del ratón en nuestro país y en la dirección también se encuentra un debutante: Alberto Rodríguez -no confundir con el realizador de 'La isla mínima'-, que anteriormente trabajó como director en episodios de 'Pocoyó' y figuró en el equipo de 'El bosque animado', uno de los primeros intentos de realizar largometrajes comerciales animados por ordenador en nuestras fronteras.

La cinta cuenta cómo la idílica vida de Ozzy da un vuelco cuando sus dueños no pueden llevarle de viaje y lo dejan en lo que aparenta ser un excelente balneario canino. Sin embargo, bajo esa bella fachada se esconde una cárcel para perros en la que prevalece la ley del más fuerte.

«Manejamos un presupuesto bastante ajustado, en torno a unos nueve millones de euros», señala el realizador. «El principal problema de hacer animación es que los tiempos de producción son muy largos porque hay que crearlo todo de la nada. Por eso un presupuesto como el nuestro es modesto para una película de este tipo».

Joyas sin brillo

Sobre el subgénero elegido, el drama carcelario, que también sirvió de inspiración para 'Toy Story 3' , Rodríguez señala que «se basa en un trabajo soberbio que había hecho el guionista. Podemos encontrar referencias a 'La fuga de alcatraz', 'La última fortaleza' o la mismísima 'Celda 211'. Esto también se puede ver en la planificación de algunas secuencias».

Como sucede en otras ocasiones tanto los nombres de los personajes como la ambientación recuerdan al cine familiar norteamericano. «No soy yo quien vende la película en los mercados y además he tenido que adaptarme a una estética que ya venía sugerida por la propia producción. Pero existen otros referentes que nos dan información al respecto. Por ejemplo 'Mortadelo y Filemón contra Jimmy el Cachondo', que era muy 'autóctona', sólo se estrenó en nueve países, mientras que 'Las aventuras de Tadeo Jones' se vendió en más de 40. En España se han estrenado auténticas joyas de la animación con estéticas diferentes que han pasado casi inadvertidas para el gran público», señala Rodríguez.

«Nuestras expectativas son buenas. Es cierto que hay mucha competencia pero estamos seguros de tener una historia muy bien armada y con un montaje muy dinámico». Dani Rovira, José Mota, Michelle Jenner, Carlos Areces, Elsa Pataky y Fernando Tejero son algunos de los conocidos nombres que da voz a un gran plantel de secundarios.

«Todos tienen su momento. Entre las escenas más logradas de los personajes destacaría la del alcaide dialogando con Ozzy en su despacho, o la de Fronky (Rovira), el compañero de celda de Ozzy tramando infinidad de perrunos planes de fuga». En cuanto al contenido del filme, el cineasta lo resume así: «es una historia de crecimiento, un viaje del héroe con todas sus etapas bien definidas, dentro de un tono cómico y adornado por el género carcelario». La banda sonora corre a cargo de Fernando Velázquez, al que recientemente 'escuchamos' en 'Un monstruo viene a verme'. «Ha hecho un trabajo excelente. Nuestro productor y codirector Nacho La Casa fue el que estuvo más pendiente de la música que creaba Alberto. Gracias a su colaboración la película cobró otra dimensión», elogia el realizador .