Las Provincias

Cuatro pueblos con encanto a menos de una hora de Valencia

fotogalería

Benisanó. / J.SIGNES

  • Todos los fines de semana hay oportunidades para redescubrir nuestro territorio

Las previsiones apuntan a un fin de semana con un tiempo agradable y sin grandes cambios: cielos despejados y temperaturas frescas aunque agradables. La ocasión perfecta para redescubrir alguno de esos rincones con encanto de nuestro territorio. Y para ponerlo más fácil, aquí cuatro de esos rincones a los que tardarás menos de una hora en llegar desde Valencia. Apto para familias y domingueros.

1. Segart. Que la Sierra Calderona es uno de los parajes más bonitos de la Comunitat no lo duda nadie. Entre varias urbanizaciones de montaña, este pueblo se mantiene con un carácter muy tradicional y acogedor y con posibilidad de hacer senderismo con rutas para todos los públicos. Llegar costará unos 40 minutos por la V-21, pasando por Sagunto.

2. Llombai. Con poco menos de 3.000 habitantes, el pueblo destaca por su historia, que ha sabido mantener con mucho acierto. Perteneciente al Vall de Alcalans (Ribera Alta), puede ser el lugar perfecto para pasar un domingo tranquilamente y visitar, de paso, las estalactitas de su Cueva de las Maravillas. La población está a unos 40 minutos, yendo por la V-31 y más tarde por la CV-520.

3. Albaida. La Vall d'Albaida y sus pueblos cuentan tanto con su paisaje como con su historia. El municipio íbero destaca por uno de los grandes monumentos de la provincia: El Palacio de los Milà i Aragó, aunque sería un error decir que el pueblo es tan solo eso. Está conectado por carretera a través de la A-7, aunque también se puede ir en tren desde València-Nord.

4. Benisanó. A tan solo 27 minutos de Valencia, y a escasos kilómetros de Llíria, el municipio tiene mucha historia que contar a través de su castillo, que ha vivido grandes batallas e incluso dio cobijo al rey Francisco I de Francia. El pueblo está conectado con la capital por la CV-35, aunque también se puede llegar por autobús y, si te apetece andar un poco, también por metro.