Las Provincias

A la montaña con los niños

fotogalería

Pasillo y galerías de canalización de la ruta Chelva-Calles, La serranía. / NOEL ARRAIZ Y ÁGUEDA MONFORT

  • Una guía descubre un completo mapa de rutas para disfrutar de la naturaleza con los pequeños de la casa

Castillos, cuevas, pueblos abandonados, bosques, acantilados, ríos, playas... Todas estas maravillas de la naturaleza se pueden descubrir en la guía ‘Rutas con niños en la Comunidad Valenciana’, un útil manual con un completo mapa de recorridos por las montañas practicables con los pequeños de la casa. El libro, escrito por Noel Arraiz y Águeda Monfort, incluye 27 propuestas indicadas para ir con los menores, con planos y descripciones de los itinerarios, curiosidades, consejos, fichas e información práctica sobre alojamientos, actividades, museos, áreas recreativas y zonas de acampada, entre otros datos de interés.

El manual deja evidente que no es necesario desplazarse a cientos de kilómetros ya que la Comunitat Valenciana cuenta con numerosos parajes para disfrutar, aprender y experimentar durante todo el año.

Los autores afirman que los datos aportados en la guía ofrecen alicientes para convertir cada excursión en una pequeña gran aventura, «un juego con el que ir poco a poco descubriendo la gran diversidad de fauna, flora e historia de nuestra tierra».

Aclaran que se trata de rutas sencillas, sin complicaciones para cualquier adulto con una mínima condición física, pensadas para que el niño vaya aprendiendo y evolucionando con cada nueva excursión desde que empiezan a andar hasta el comienzo de la adolescencia.

«Por lo general, y siempre que ha sido posible, hemos planteado rutas circulares con el objetivo de que estas sean más amenas. Además, muchas de ellas se pueden realizar de forma parcial llegando hasta alguno de los puntos de interés marcados y regresando por el mismo camino, adaptando de este modo la ruta a niños de menor edad», señalan Arraiz y Monfort.

De las 27 rutas propuestas en el manual vamos a desarrollar 10 pertenecientes a la provincia de Valencia. Las 17 restantes corresponden a zonas de Alicante y Castellón, provincias que cuentan también con estupendas áreas de recreo al aire libre y bellos rincones para hacer senderismo y descubrir la naturaleza.

Ruta de los tres reinos

Uno de las itinerarios propuestas por los autores de la guía es la ruta de los tres reinos. Sale desde la aldea de Arroyo Cerezo, en el Rincón de Ademuz. A partir de ahí los viajeros se adentran en un singular territorio salpicado de campos de cultivo, enormes páramos y sabinas centenarias, en busca de la legendaria Cruz de los Tres Reinos, una cima envuelta en leyenda, donde, tal y como escribió el botánico Cavanilles, «se puede sentar un hombre en el reino de Valencia de modo que mirando al norte ponga su pie derecho en Aragón, y el izquierdo en Castilla».

La Cruz de los Tres Reinos.

La Cruz de los Tres Reinos. / LP

Huella de los romanos

En este recorrido los menores pueden descubrir de dónde sale el agua del grifo de nuestras viviendas. Comprobarán que este preciado líquido viene de los ríos y acuíferos que nacen en las montañas. Para transportarla, almacenarla y distribuirla es necesario mucho esfuerzo e ingenio, algo que los romanos tenían de sobra. Al caminar por los impresionantes túneles y caminos de Peña Cortada se podrá disfrutar de una de las obras hidráulicas más sorprendentes de nuestro territorio.

La Calderona

La Calderona linda por el norte con la sierra de Espadán, el Desierto de las Palmas y la cima del Penyagolosa, mientras por el sur se encuentra rodeada de huerta, la Albufera y toda la costa del Mediterráneo hasta el Montgó. Durante este maravilloso paseo se puede vislumbrar el Montdúver, el Benicadell o el Montcabrer, y alrededor algunas de las montañas más emblemáticas de la Calderona como el Monte Picayo, Rebalsadors, Alt del Pi y por supuesto las paredes rojizas del Garbí.

Recorrido por el cañón del Turia.

Recorrido por el cañón del Turia. / N. ARRAIZ Y Á. MONFORT

Cañon del río Turia

El río Turia se abre paso esculpiendo caprichosas formas en las montañas y abriendo profundos valles encajados entre paredes verticales, desde su nacimiento en los Montes Universales en Teruel hasta la huerta valenciana, antes de desembocar en la ciudad de Valencia. En esta ruta recomendada por Noel Arraiz y Águeda Monfort, se puede explorar uno de los tramos más espectaculares del Turia. «Caminaremos por su ribera, disfrutaremos de la tranquilidad de los remansos de agua que salpican el curso fluvial y recorreremos el fondo del cañón del Turia, donde los escaladores desafían sus imponentes paredes verticales», destacan.

Caminos del río Escultor

Puede que el agua parezca inofensiva, pero tiene tanta fuerza que puede moldear las montañas a su antojo. La fuerza del agua es capaz de destruir todo lo que se le ponga por delante, pero también es capaz de crear obras de arte irrepetibles, del mismo modo que un paciente escultor da forma a su creación. En este peculiar e irregular paraje, los senderistas pueden visitar las grandes obras del río Buñol y el río Juanes; meandros, charcas, cascadas y espectaculares cuevas. Toda una maravilla de la naturaleza.

La fortaleza del Júcar

Aquí, el manual ‘Rutas con niños en la Comunidad Valenciana’, propone la «conquista » del castillo de Chirel, una inexpugnable fortaleza que se levanta junto a los vertiginosos precipicios del río Júcar. En lo más alto de la montaña, dominando un paisaje de ensueño se encuentra uno de los castillos mejor conservados y bellos.

Los jardines de la Murta

Antiguamente conocido como el valle de los milagros por las plantas medicinales que aquí crecen, el valle de la Murta destaca por su gran diversidad de plantas y árboles como madroños, laurel, encinas, durillos y murta. Se trata de un gran jardín al aire libre, que va desde la exuberante vegetación de la umbría, hasta las resistentes plantas de la solana, pasando por un exquisito jardín creado por el hombre. Al recorrer las sendas en torno al monasterio de la Murta se descubrirá la historia de los antiguos pobladores de este paraje.

Viaje por el río Cazuma

El macizo de Caroig, en el interior de la provincia de Valencia, es el hogar de una rica flora y fauna. En esta ruta en torno al río Cazuma se descubrirán las huellas del pasado a través de valiosas pinturas rupestres, conchas fosilizadas y montañas esculpidas durante milenios por la fuerza del agua.

El último Neandertal

Hace más de 30.000 años, el paraje moldeado por el río Albaida a su paso por la Serra Grossa fue el hogar de los Neandertales, una especie que desapareció con la llegada de los Homo Sapiens primitivos, nuestros parientes lejanos. Esta ruta recorre los mismos paisajes en los que cazaban, y se descubrirán los lugares donde se cobijaban, como la Cova Negra.

El tren del Serpis

Viaje de Vilallonga a Lorcha, un rincón de gran riqueza ecológica por el que se avanza aprovechando las antiguas vías del tren que unía Alcoy con Gandia. El recorrido incluye exuberante vegetación de ribera, impresionantes cortados, saltos de agua y largos túneles a través de la montañas.