Mamá, lo estás haciendo bien

La pediatra y bloguera Lucía Galán./Álex Piña
La pediatra y bloguera Lucía Galán. / Álex Piña

La pediatra y bloguera Lucía Galán, que se enfrentó a Javier Cárdenas por insinuar que las vacunas podían provocar autismo, reivindica en un libro el derecho de disfrutar de la maternidad y a ser felices.

DANIEL ROLDÁNMadrid

Por la consulta de Lucía Galán pasan muchos niños aquejados de los problemas de salud más habituales a su edad. Pero se percató que en muchas familias fallaba algo. Los padres no eran felices. Se mostraban agobiados, superados por la circunstancias con sus pequeños. Galán, conocida por su blog ‘Lucía, mi pediatra’, se rebela contra esa sensaciones que invaden a muchos progenitores. “No hay un manual de pediatría perfecto. No hay que darse de cabezazos contra la pared”, explica la doctora ovetense afincada en Alicante.

“No hay dos niños iguales. Y es muy probable que lo que haya funcionado con el primer hijo, no te sirva para el segundo. Pero no pasa nada”, insiste Galán, que pone como ejemplo a sus propios hijos: “A pesar de educarlos en los mismos valores y vivir las mismas circunstancias, cada uno se comporta de manera diferente". Su hija, a la que dedica un capítulo de su nuevo libro ‘Eres una madre maravillosa’ (Planeta), siempre ha tenido ganas de explorar, de investigar y de conocer el mundo; sin embargo, su hermano es más introvertido, “un explorador de emociones internas”.

En este trabajo, la doctora Galán ha querido plasmar en esos problemas que rodean a la crianza de un niño y la “angustia” que llevan como un lastre muchas madres. “En eso, los padres tenéis ventaja”, apunta. “Noto en la consulta una falta de alegría sobre todo en los primeros años de crianza, en la que muchas madres se dejan llevar por opiniones sin escuchar lo que de verdad necesitan. Este es un libro para frenar un poco, reflexionar y decirte ‘mamá, lo estás haciendo bien’”, dice la pediatra.

Sin culpa para el amor

Porque, según explica Galán, la infancia pasa en un “suspiro” y hay que disfrutar de todo el tiempo que se pueda hasta que cumplan entre ocho y diez años, que es cuando pierden la inocencia. “No merece la pena estar lamentándose con las culpas o con las opiniones de los demás. Creo que hay que hacer piña y seguir el viaje que se ha decidido”, apunta la bloguera, seguida por miles de personas en las redes sociales. “Culpa para el que roba, para el que mata, no para el que ama”, añade la autora en su nuevo libro. “No aporta soluciones, sino lamentos y una gran pérdida de tiempo”, agrega Galán, que pone como ejemplo el olvido de una cita en el colegio.

La pediatra señala que hay que “ser más objetivas”. “Cierto, me he olvidado. Últimamente estoy bastante estresada. ¿Qué puedo hacer para recuperar algo de mi calma? ¿Qué puedo hacer para que esto no vuelva a suceder?”, comenta en su nueva publicación la doctora, que tuvo que ser defendida por la Organización Médica Colegial y por numerosos colegas tras contestar a Javier Cárdenas por insinuar que las vacunas podían provocar autismo, refiriéndose a un estudio de 1998 publicado en 'The Lancet' por el doctor Andrew Wakefield. Después se demostró que era falso.

Cuando se descubrió el engaño, la revista borró la publicación de sus archivos y Wakefield fue expulsado del colegio británico de médicos. Galán, madre, pediatra y bloguera escribió una carta defendiendo las bondades de estas protecciones. “Las vacunas son seguras, no contienen mercurio, son efectivas y salvan cada año millones de vidas en el mundo. Las vacunas suponen el mayor avance de la medicina en los últimos años y sembrar la duda con informaciones desfasadas, equivocadas y falsas, es una temeridad”, escribió la pediatra. Cárdenas le exigió una disculpa y la doctora Galán estuvo arropada por cientos de colegas en las redes sociales.

Fotos

Vídeos