Las Provincias

La oposición afea al gobierno local por no rechazar una planta de envío de residuos

  • El PP culpa al área de Hacienda de generar un agujero de 800.000 euros el año pasado y querer cubrirlo con un plan de ajuste

La oposición de Almoradí -Ciudadanos y PP- afeó la postura del gobierno bipartito de rechazar en Pleno la propuesta encaminada a que el Ayuntamiento se manifestase en contra de la posible instalación de una planta de transferencia de residuos urbanos en Almoradí.

La oposición no compartió que IU y PSOE quisieran dejar encima de la mesa esta propuesta. La formación naranja señaló que en caso de que Conselleria llegue a forzar la ubicación de este tipo de plantas en el mismo término municipal se pidiera al Consell que «se eliminase la tasa de las basuras que pagan los vecinos y que la prestación de este servicio pase a ser gratis».

En la misma línea el PP valoró que «los que en un pasado cercano encabezaban las manifestaciones en contra de cualquier planta de basura o transferencia ahora entienden que no es tan grave y que no debe molestar ni oler».

El PP incidió en que no se aprobó la Cuenta General del ejercicio anterior porque en el 2015 el gobierno local «generó un desfase cercano a los 800.000 euros» en solo ocho meses. Esta situación, según este grupo, obliga al área de Hacienda a acometer un importante plan de ajuste. No obstante para los populares «lo más llamativo es que el responsable de la concejalía no se considere responsable y culpara del error de manera bochornosa a Intervención».