Las Provincias

La Asociación de Alzhéimer trabaja para tener servicio de comedor para el próximo año

Firma del convenio, ayer.
Firma del convenio, ayer. / F. A.
  • El colectivo atiende a medio centenar de personas y requiere de ayudas para disponer de sillones de descanso y material de hostelería

La asociación Acuérdate de mí de Bigastro, al cuidado de personas enfermas de alzhéimer y otras demencias, solicitó ayer la ayuda de las instituciones para poner en marcha el servicio de comedor de carácter comarcal el próximo año. El colectivo presta servicio a más de medio centenar de ancianos de media comarca, si bien las ayudas del Consell y del Consistorio de Bigastro no son suficientes para desempeñar su labor.

La alcaldesa, Teresa Belmonte, y la representante de la entidad, firmaron la renovación de la cesión de las instalaciones por un año más. Los gastos de la sede ubicada dentro del centro social los asume el Consistorio, pero no es suficiente. La Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas solo aporta el 35% del presupuesto total. Los pacientes reciben el tratamiento de auxiliares, trabajadores sociales, psicólogo, psicoterapeutas, fisioterapeutas además de la ayuda de voluntarios. Todo este personal requiere de un sueldo que no se cubre con la ayuda de la administración valenciana.

Por ello, organizan a lo largo del año diferentes actuaciones para recaudar fondos económicos para su actividad. La asociación reclamó la ayuda de entidades privadas para poder disponer de sillones de relax y material de hostelería como lavavajillas industrial y calienta platos para iniciar el servicio de comedor en 2017. Esta nueva oferta se realiza después de que el colectivo consiguiera fondos para habilitar un baño adaptado para las personas con movilidad más reducida, porque «muchas veces sus casas no están preparadas para que los aseen», apuntó la presidenta. Con la ayuda de La Caixa el año pasado consiguieron un transporte adaptado.

La alcaldesa agradeció la labor de respiro familiar que la asociación realiza con los familiares de los pacientes que acuden al centro de día. Así dijo que «por este motivo se ceden de forma gratuita las instalaciones y además todo el suministro que hace falta para su mantenimiento». Desde el colectivo advierten que «con este ritmo en unos años el centro se nos puede quedar pequeño».