Las Provincias

De literato a letrado, pasando por torpe ilustrado

Has hecho muchas; demasiadas. Torpe ilustrado. A ver cuando te acuerdas y pasas por la oficina de registro municipal con tu "anhelado" título de bachiller (todavía estás a tiempo si no lo tienes) y lo cuelgan en el portal de transparencia.

Recuerdas (¡sí tú!) que se me denunció en el juzgado de lo penal por "instalar un sistema electrónico para acceder al sistema de sonido de la televisión local para que sus intervenciones en los plenos no se escuchasen" (sic). "En el dulsísimo nombre", "¡pos no es ná!". Vino la policía judicial a inspeccionar la megafonía de la sala de plenos y visto lo visto,... se quedaron estupefactos. Mientes con cronicidad y con estilo, pero denuncia archivada e interpuesta con “muy mala folla” (tópico muy común de la Vega Baja que expresa muy mala intención).  

Con antelación ya apuntabas formas. Aspirabas a ser personaje estrella de la política ficción, pero por desgracia no "progresaste adecuadamente".  Te has quedado en ese célebre personaje del cómic español por el que todo el mundo te asocia. Algo es algo Miguel. Con tremendo desafío, no superaste las pruebas de tu imprudencia temeraria. Todo fiascos. Uno tras de otro. Denuncias de la maldita depuradora de lagunaje, alertando a medio ambiente y al SEPRONA al aseverar maliciosamente que las aguas se filtrarían provocando contaminación y poniendo en riesgo la salud y el medio. O la tala de árboles del campo de fútbol para instalar el campo de césped artificial. Me llamaron "asesino de árboles". Metiste la pata hasta el sobaco al denunciar en prensa que la sequedad de los pinos era porque no se regaban, ya que el alcalde tenía una deuda (falsa) con la comunidad de regantes. "Soquete", mira que confundir el tomicus destruens. Fuiste el hazme reir de toda la comarca. Doy fe, y a las pruebas me remito. Puedo seguir con los neumáticos, con los viajes de la furgoneta municipal y con tantas y tantas cosas, que de veras, Quevedo quedaría estupefacto y no dejaría pasar la oportunidad de hacerte inmortal en alguna de sus obras literarias. Lástima que no es coetáneo, pero gracias a Francisco Ibáñez nos acordaremos siempre de ti.

Me denunciaste por lo penal, elecciones locales 2015 ¿te acuerdas?; montando la película del "pan por voto". Raudo y veloz; "diligencias de investigación",  como si de un delito de sangre se tratase, pidieron los videos de correos. Montaje escénico, mediático, policial y esperpéntico. - Sí: asunto de los votos por correo, todo archivado. ¡Eres un figura!. Hasta se archivó "esa otra denuncia" contra la protección de datos. Seguro que le suena a más de uno (tú ya me entiendes).

Este asunto perversamente maquinado por el "torpe ilustrado", desnudó sus propias miserias y de quienes le apoyaron (Sra. Antonia Moreno) y puso de manifiesto la más depurada evidencia jurídica  con las  tres resoluciones judiciales, seguidas, una tras de otra, Junta Electoral de Zona de Orihuela, Junta Electoral Central de Madrid , así como del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana donde se resolvió de plano tu impugnación de los resultados electorales de Benejúzar en las pasadas elecciones locales de 2015. Podrás comprender que ahora me toca a mi mover ficha.

Tu torpeza,  señor ilustrado sin título reconocido, ha sido paseada por todo el espectro mediático político de la geografía nacional. Eres el único responsable de sentar en el banquillo de la Audiencia Provincial a todo un grupo municipal por incumplimiento de la ley electoral. Todas tus tramas se han desmoronado, hasta la denuncia de tu amigo Pedro, el policía (.. y cía). 

Me extraña mucho, ilustrado amigo, que hayas leído a Quevedo y menos todavía a su "pesadilla" (Góngora). Has comparado a Felipe IV con un humilde alcalducho de la Vega; tu alcalde. En dos plumazos te transformas de literato a letrado, pasando por torpe ilustrado. Con argumentos zafios, queriendo deslegitimar interesadamente el archivo de la denuncia de tu amigo (me consta) Pedro el policía contra mi. Eres muy malo interpretando las sentencias, aunque seas asesor de la "Dipu" sin graduado escolar. Y sobre todo, dejas mucho que desear cuestionando las resoluciones judiciales. Que bien viene para la archivada denuncia del policía, la célebre obra del magistral Quevedo, "El alguacil alguacilado", que ha sido suspendido de empleo y sueldo por un año.

Te explico. Se me denuncia y comparezco en diligencias previas en calidad de "investigado". La ley prevee esta figura para garantizar todos mis derechos en mi legítima defensa tras las acusaciones hechas contra mi. Tras mi toma de declaración el 4 de febrero de 2016 y aportar abundante documentación para desmontar esta trama ante el juez instructor, abogado de la acusación, el fiscal y mi defensa. En abril, poco más de dos meses, se archiva provisionalmente la denuncia. El denunciante recurre el archivo, con tan mala suerte para el denunciante que D. Pablo Romero, fiscal anticorrupción, se opone duramente al recurso del policía. La denuncia siguiendo el correcto trámite, "en segundas nupcias" llega a la Audiencia Provincial. En Julio de este mismo año, la Audiencia, querido Miguel, da carpetazo y archiva definitivamente la denuncia contra mi (suerte no Miguel, pruebas y evidencias desmontan la película).

Quevedo se hubiese descogorciado con tus argumentos cerriles a buen seguro. Quieres manipular y tergiversar las resoluciones judiciales a tu antojo puesto que no te complacen, preparando el terreno cobardemente a tus ya anunciados paseos por los juzgados.

Compañero concejal de la Corporación Municipal, te digo: la cierta o presunta conflictividad ó animadversión entre el policía denunciante y yo, Antonio Bernabé, no me exime de las responsabilidades penales si las hubiere ó hubiese habido. Torpemente de nuevo metes la pata hasta el "socón". Tú, Sr. Antonio Miguel López, textualmente dices que... ”no es que no sea delito lo denunciado, sino que al haber ánimo de venganza en vez de ánimo de justicia, los hechos no se van a investigar" (sic). ¡Esto ya es sublime! ..., no sabes lo que dices con tus barbaridades" argumentales. Matizas Miguel, no sé si con ánimo de crear confusión o porque no das para más en tu artículo de opinión, que la sentencia es provisional. Te corrijo. La sentencia es archivo definitivo. Y no tengo ningún ánimo de venganza como tú vilmente has querido hacer llegar a la opinión pública. Lo que verdaderamente me mueve es hacer justicia, y si puedo, debo resarcirme del daño causado hacia mí y mi gente.

Dices que tienes dudas sobre la sentencia, que no es nada aclaratoria. Humildemente creo, y me reitero, que cuestionar resoluciones judiciales no es tu fuerte, tu bagaje personal y político te avala a pesar de ser asesor de la "Dipu" (pocos socialistas han tenido tanta suerte haciendo tan poco). Careces de argumentos sólidos. Sólo patadas y coces.

¡Órdago! 

Que tú, concejal representante de los ciudadanos digas textualmente ...

" Yo, cada día más decepcionado con la justicia, hasta el punto de dudar de su imparcialidad, me quejo de la poca alegría que el alejamiento de los juzgados y una sentencia favorable ha producido en mi alcalde." (sic)

"Un alcalde que debería estar feliz y contento, pues tal y como parecía, en el primer paso de su enjuiciamiento por la juez instructora que le llamó a declarar, en calidad de imputado, y solo el trasiego de jueces por los que ha peregrinado su caso, ha ido solventando poco a poco su mala situación procesal." (sic)

¡De qué vas!. ¿Dando lecciones de moralidad?. ¿Dando lecciones de lo que es justicia?. ¿Dando lecciones de honradez?. ¿Dudas de la imparcialidad de los jueces?. Estarás decepcionado con el auto de archivo, pero como eres tan torpe, echas por tierra nuestra justicia. Echas por tierra esa misma justicia que muy pronto va a juzgar por tu culpa, a todo un grupo municipal sentándolo en un banquillo. Y, rematas queriendo hacer ver que las resoluciones judiciales son favorables ó desfavorables según la ideología política del magistrado de turno. No tienes vergüenza ni se te presume. ¡Ah!, por cierto, eso que dijiste “de pasar por mi enjuiciamiento”, es totalmente falso. Siempre tratando de confundir. Yo no he ido a ningún juicio porque no lo ha habido. Tú sí que vas a sentarte muy pronto en el banco de acusados en juicio oral, y sólo deseo que tengas todas las garantías jurídicas y legales para poder defenderte.

Señor Miguel, ... "¿Quien crees que eres para mi castillo ver rendido?"- díjole el rey cristiano a las huestes moras.

Yo no he solventado mi situación procesal por el trasiego del caso entre jueces. Se lo explico. Cuan fácil lo verían en los juzgados, que poco más de cinco meses después de mi declaración,  se decreta el archivo definitivo (con recurso al archivo incluido). Rápido y ejemplar.

Por último D. Miguel, manifestar por escrito, como usted ha hecho, y como responsable político local de un partido y referente comarcal,  que "es muy probable que el grupo socialista no tenga tanta suerte en los juzgados" (sic), tira por tierra cualquier atisbo de esperanza en la justicia. Que declare en la Audiencia Provincial todo un grupo político como investigado, antes imputado, encomendándose a la suerte y a la divina providencia de Dios, y no a sus propias convicciones y pruebas, hacen de usted un pésimo jefe de equipo que intenta justificar su propia frustración echando fangos con ventilador.

Soy cristiano y no me alegro del mal ajeno. Te aconsejo que saques lectura positiva. Todo no es malo porque algo hay de bueno teniendo fe. En el último párrafo de tu artículo de opinión haces referencia a D. Pedro, cura de Benejúzar para que rece por vosotros, y tú mismo dices que ... "los rojillos cristianos" llevamos la cruz . Sean felices y estén contentos ciudadanos, es lo que hay, todos somos "hijos de Dios" (sic). Me alegra que hayas encontrado la fe cristiana, de verdad. Nunca es tarde. Acabas de reconocer que eres hijo de Dios. ¡Aleluya, aleluya!. Espero que frecuentes más las misas y actos religiosos, y no como tradicionalmente, en vísperas de elecciones.

El ánimo que piensa en lo que puede temer, empieza a temer en lo que puede pensar (Quevedo)