Las Provincias

Escombros junto a la nave en ruinas cercana al IES Vega Baja. :: m. c.
Escombros junto a la nave en ruinas cercana al IES Vega Baja. :: m. c.

Defensa de la Huerta denuncia el estado de una nave ruinosa junto al IES Vega Baja

  • El colectivo alerta de la acumulación de basura en su interior así como del peligro de que en ella haya planchas de amianto

La Plataforma Anticorrupcion Defensa de la Huerta se ha hecho eco de las quejas de vecinos de la localidad por el mal estado que presentan unas instalaciones industriales en desuso «y el peligro que entraña una nave abandonada», según denunció en un comunicado el representante de la plataforma, Moisés Cruz.

Este realizó una visita el sábado a la misma, una nave que se ubica entre las calles Hugolino Roldán y Camino de la Serrana, «rodeada de edificios, comercios y junto al IES Vega Baja y que se encuentra llena de escombros, basura, enseres domésticos y todo tipo de desechos», relató Cruz, quien añadió que la antigua fábrica ha sido objeto de vandalismo «y donde las escombreras son la imagen general tanto dentro como en los alrededores de la edificación» situada a escasos metros del centro educativo.

A esta circunstancia el responsable de la plataforma añadió que también se pueden observar conatos de incendio que se han producido dentro y fuera del perímetro «con paredes ennegrecidas e incluso los restos de una palmera calcinada en el exterior». Cruz alertó que los solares de los aledaños tampoco están en mejores condiciones «llenos de basura y matorrales con el consiguiente peligro de fuego y el riesgo para edificios cercanos». La denuncia no se queda ahí puesto que desde la plataforma dijeron que «lo más sorprendente y peligroso es que esta nave esta cubierta por techos de fibrocemento», un material que recordó fue prohibido en España en 2002 por las enfermedades cancerígenas que provoca a los seres vivos. El secretario general de la plataforma añadió que «estos techos ya son peligrosos en esta zona de Callosa por su deterioro y por los desprendimientos que hay ya que se dispersan las fibras del amianto tanto hacia el IES como hacia las viviendas cercanas, un material que según muchos estudios produce cáncer de pulmón, laringe u ovario, además de otras enfermedades como problemas respiratorios».

Ante el estado de la nave en ruinas Cruz instó a que «las administraciones públicas tomen nota de esta situación y pongan medidas para acabar con esta nave de escombros y cancerígena ubicada junto al IES».