Las Provincias

La Guardia Civil recupera una tortuga de 40 kilos en Bigastro
/ G.C.

La Guardia Civil recupera una tortuga de 40 kilos en Bigastro

  • El ejemplar fue hallado en la carretera por un ciudadano, que avisó de inmediato a los agentes

El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil de Altea, ha recuperado en Bigastro un ejemplar de pardalis somálica. Se trata de una tortuga leopardo macho de 40 kilogramos de peso y con un caparazón de 70 centímetros de largo por 40 de ancho. El animal fue hallado en la carretera por un ciudadano que avisó de inmediato a los agentes.

Mientras circulaba por la carretera, un ciudadano avistó el animal y, tremendamente sorprendido por sus dimensiones, avisó de inmediato a la Guardia Civil. Una patrulla se desplazó hasta el lugar comprobando que se trataba de un macho adulto de la especie pardalis somálica.

Los agentes comprobaron que el animal se encontraba en buen estado y no requería atención veterinaria. Al no llevar implantado microchip, no ha sido posible localizar por el momento al propietario, aunque se está investigando su procedencia.

El animal ha sido depositado en la Fundación Internacional Raúl Mérida para la Protección de los Animales.

Este tipo de tortuga proviene de la sabana de África. Por su tamaño, es la cuarta mayor. El caparazón de un ejemplar adulto puede llegar a medir 70 centímetros de largo y el peso total del animal alcanza hasta los 40 kilogramos. Esta especie está protegida por el convenio CITES, por este motivo, tenerla, exige a sus propietarios obtenerla de forma legal y poseer documentación regulada.

El Convenio CITES (Convention on International Trade in Endangered Species of Wild Fauna and Flora), al que España pertenece desde el 16 de mayo de 1986, compromete a los países miembros al establecimiento de una red mundial de controles del comercio internacional de especies silvestres amenazadas y de sus productos, exigiendo la utilización de permisos oficiales para autorizarlo.

La conservación de la biodiversidad es un interés común a toda la humanidad y tiene una importancia crítica para satisfacer sus necesidades básicas. Es fundamental para la existencia del ser humano en la Tierra y constituye un componente clave de la sostenibilidad. Las estrategias para su protección, establecen y definen objetivos y acciones que promueven la conservación, el uso sostenible y la restauración del patrimonio y los recursos naturales terrestres y marinos.