Las Provincias

Las empleadas de atención temprana denuncian su situación en los juzgados

Miembros de la directiva de Dinoco ayer, a las puertas del centro de atención temprana.
Miembros de la directiva de Dinoco ayer, a las puertas del centro de atención temprana. / M.B.
  • Exigen que se les considere personal municipal porque llevan más de una década trabajando para el Ayuntamiento de forma encubierta

El retraso en los pagos y la incertidumbre de la situación en que se encuentra el servicio municipal de atención temprana, gestionado por Dinoco ha llevado a sus doce trabajadoras a recurrir a la Justicia. Así lo anunció ayer Manuel Culiáñez, integrante de la junta directiva de la asociación, quien explicó que la demanda presentada ante el Juzgado de Lo Social de Elche se basa en la «gestión encubierta» del servicio durante más de una década, puesto que los dos colectivos que la han llevado, primero Astrapace y ahora Dinoco se consideran meros transmisores de un dinero que sale mes a mes de las arcas municipales. En abril tendrá lugar el juicio en el que se dirimirá si las trabajadoras pasan a formar parte de la plantilla del Ayuntamiento, por lo que según los padres y madres en el caso de que se saque antes una licitación para dar el servicio a una empresa privada, se podrían encontrar con el caso de tener que asumir a las trabajadoras, siempre y cuando el juez les dé la razón además de atender las demandas que ponga la empresa.

La situación vuelve a ser difícil porque el Ayuntamiento debe cuatro facturas, las correspondientes a los meses de julio y agosto, y en breve se acumulará la quinta correspondiente a la primera quincena de septiembre. En este sentido desde la directiva de Dinoco se han planteado incluso hablar con los socios para plantearles hacer una derrama y al menos atender los gastos de los seguros sociales para evitar tener que asumirlos después con recargos. No obstante son conscientes de que muchas de las familias usuarias no están en disposición de hacer grandes desembolsos, por lo que todavía dudan qué hacer.

En todo caso han declinado cualquier reunión con el Ayuntamiento si no es para darles noticias nuevas, puesto que de la mantenida en julio con responsables del PPCV y del equipo de gobierno no fue nada halagüeña para los padres y madres que indicaron «que incluso se nos acusó de faltar a la verdad, por lo que no tenemos ganas de tener este tipo de discusión ni noticias confusas, lo que queremos es que nos convoquen cuando haya algo nuevo», aseguró Manuel Culiáñez.