Las Provincias

La Defensora de la Ciudadanía abre un cauce de mediación con el Consistorio

Ángela Sansano, ayer en el Ayuntamiento.
Ángela Sansano, ayer en el Ayuntamiento. / Fernando Amat
  • Ángela Sansano será la encargada de interceder en las quejas vecinales, en colaboración con el secretario municipal

El Consistorio de Almoradí se erige como el pionero en la comarca en abrir un nuevo cauce en favor de la participación. La figura de la Defensora de la Ciudadanía se presentó ayer con la intención de servir de acicate para mediar y resolver problemas entre la administración local y sus habitantes, y también solucionar conflictos entre los propios almoradidenses. La encargada de acometer esta labor es Ángela Sansano, que de la mano del secretario municipal realizará informes independientes al equipo de gobierno, como si se tratase del Defensor del Pueblo.

El equipo de gobierno dio a conocer la labor de este cargo que no tiene remuneración y que se ha elegido por unanimidad de todos los grupos políticos. Por el momento en la administración local se trabaja en cerrar un reglamento para poder articular todas las quejas «y que sea la voz del pueblo», señaló la teniente de alcalde, María Jesús Pérez.

Para el cargo se presentaron dos personas, por lo que se tuvo que elegir a una mediante una baremación que realizó la asesoría jurídica del Consistorio. Una vez remitido el informe de los dos candidatos se elevó al Pleno la propuesta, que la aprobó el pasado 26 de julio en plena Feria y Fiestas de Almoradí.

Este nombramiento supone el primero en la comarca y el segundo en la provincia, según destacó ayer la Defensora de la Ciudadanía. Otras ciudades como Torrevieja u Orihuela no cuentan todavía con esta figura, parecida a la del Síndico de Agravios, peros sin decisiones vinculantes.

Sansano dijo que se toma este nombramiento «como un trabajo más, a pesar de que no vaya a cobrar voy a tomarlo con la suficiente responsabilidad y seriedad», y añadió que «espero ser lo más ecuánime posible e intentar resolver los posibles conflictos entre ciudadanos y el Ayuntamiento». Su horario de atención se ha fijado de 11.00 a 13.00 horas los lunes y miércoles de cada semana dentro de las dependencias municipales.