Las Provincias

Cambiemos exige una propuesta para la Plaza de Toros más allá del derribo

Un vehículo policial pasa junto a la valla que impide el tránsito de peatones junto a la plaza.
Un vehículo policial pasa junto a la valla que impide el tránsito de peatones junto a la plaza. / A. A.
  • Marta Guillén plantea que se consulte entre los vecinos para decidir un futuro que pasa por recuperar este espacio para el uso público

Qué se pretende hacer con la Plaza del Toros más allá del derribo. Esa es la pregunta que se hacen numerosas personas una vez que se conoció la propuesta presentada la semana pasada, por vía de urgencia -y de la que no se ha sabido nada más-, por el equipo de gobierno del PP para realizar una modificación presupuestaria que dotara de fondos esa demolición. Los grupos de la oposición frenaron por falta de documentación el cambio en el presupuesto que no pudo elevarse a Pleno, y ni ellos saben todavía cuáles son las pretensiones ni tampoco las hacen públicas los responsables del Ayuntamiento. Desde Cambiemos Orihuela salió ayer una iniciativa encaminada a definir el futuro del centenario coso oriolano, un futuro que para la formación de izquierdas pasa porque no se vuelva a emplear como espacio de espectáculos con animales pero que a juicio de la formación sí que debe conservar el conjunto arquitectónico «para que se reconozca ese elemento urbano que está en el imaginario de la gente». Marta Guillén hizo ayer esta propuesta y consideró que ante la diversidad de opiniones deben ser los propios oriolanos los que resuelvan qué es lo que hay que hacer en el marco de un proceso participativo.

La edil afirmó que hay personas que se ha manifestado a favor del derribo ante la paralización del edificio durante años, entre ellos los vecinos que formaron una plataforma en 'Facebook' para pedir una solución a este inmueble que no les causa más que molestias, al haberse convertido en un foco de infecciones y basura, o en contra, como la plataforma Patrimonio Base que pide la conservación en base a su valor histórico y patrimonial.

«No sabemos si se pretende realizar la demolición total más allá de unas declaraciones hechas por el alcalde en las que dijo que estaba en estado de ruina», afirmó Guillén, quien indicó que a juicio de Cambiemos el valor histórico es «evidente, como un elemento urbano identitario que configura el espacio y que es importante conservar porque forma parte de nuestra historia». La edil añadió que puesto que sobre ese espacio «ha planeado durante años la amenaza de intereses especulativos», estarán encima de lo que se quiera hacer para «asegurar de que no se transforma y siempre se destine a ser una dotación pública». Cambiemos ve con buenos ojos que se saque un concurso público y que se cree un equipo multidisciplinar que recabe la opinión de los ciudadanos y ponga en marcha un proceso de participación «que decida si debe conservarse o variar en base a la voluntad de la mayoría».

Guillén reiteró la puesta en marcha de ese proceso participativo que recoja la opinión de los vecinos aunque preguntada por lo que Cambiemos propone para este espacio indicó que les parece importante que se conserve la forma de la plaza así como las partes del edificio que no tienen riesgo de caerse, al tiempo que dijo que por salubridad es necesario actuar, evitar derrumbes y garantizar la limpieza. La edil dijo que se debe actuar de forma que se reconozca el elemento urbano y que además se dote de servicios comunitarios como dotaciones culturales, «para poner más espacios de la ciudad a disposición de la gente».

Al mismo tiempo Marta Guillén consideró que puesto que desde el jueves no saben nada de la modificación presupuestaria, «parece que ha dejado de ser una prioridad para el equipo de gobierno».