Las Provincias

Patrimonio reactiva el expediente para pedir el BIC para el horno de aludeles de San Antón

Vistas del barrio de San Antón, El Palmeral y la Sierra de Redován desde el Horno de Bustamante o de aludeles.
Vistas del barrio de San Antón, El Palmeral y la Sierra de Redován desde el Horno de Bustamante o de aludeles. / A.A.
  • El Ayuntamiento quiere convertir todo el conjunto en un lugar de visita de turistas y también de estudiantes

Duerme en los cajones de algún despacho del Ayuntamiento desde enero del 2012, cuando el Pleno aprobó la elaboración del expediente para pedir a la Conselleria de Cultura la declaración de BIC (Bien de Interés Cultural) del horno de aludeles de San Antón, o de Bustamante, que funcionó a base de calcinación de cinabrio. Esta estructura minera es única, puesto que fueron apenas unos pocos los que se construyeron en España de los que solo se conservan los de la localidad de Almadén (Ciudad Real), donde sí que están puestos a disposición de los turistas y visitantes, y el de Orihuela, que languidece en un espacio privilegiado de la falda del Monte de San Miguel. El concejal de Patrimonio, Rafael Almagro, está dispuesto a terminar con esta situación y ha dado los pasos necesarios para reactivar el inicio del expediente. Tanto que espera poder tener en apenas un par de meses toda la documentación recopilada para enviarla a la Generalitat.

De forma paralela el responsable municipal de Patrimonio quiere dar los pasos necesarios para activar este conjunto minero, compuesto por el horno, la antigua casa de los trabajadores y la Mina Virgen del Carmen cuya boca se abre a escasos metros entre los otros dos edificios. Para ello el anterior gobierno municipal encargó en el 2013 un proyecto de restauración a la Ong Proyecto Asilo, que pasó un presupuesto que sumaba, para la casa una inversión de 166.519,46 euros; para el horno de 71.475,21 y para el entorno de 172.633,74. Hoy por hoy, la ausencia de presupuesto municipal y el trabajo con cuentas prorrogadas desde el 2012 impide realizar una inversión de ese calado, aunque Almagro, a la sazón concejal de Hacienda, espera al menos realizar las labores más urgentes, como el arreglo de la pared norte de la casa que está a punto de vencer. Con respecto a la recuperación patrimonial, se baraja la posibilidad de incluirla en el Plan Especial del Monte de San Miguel, donde se debe n sentar las bases para actuar sobre otros elementos de gran valor y en mal estado, como el castillo, además de la flora y la fauna de la zona.

Almagro asegura que se quiere crear un espacio de visita de turistas, pero también de estudiantes «de todas las disciplinas, tanto de arte como de ciencia, porque este es un edificio único», asegura el edil. El responsable municipal considera que el horno de aludeles es un elemento patrimonial «que sería muy importante en cualquier lugar, pero en una ciudad como Orihuela, donde hay tantos monumentos, se llega un momento en que todo se relativiza». Por eso el trabajo está encaminado a revalorizar un espacio por el que apenas pasan quienes pasean por el sendero que da la vuelta al monte y que se encuentra a escasos metros de las primeras casas de los vecinos.