Las Provincias

El Consistorio pide al Consell que actúe para rehabilitar casas en la calle Salitre

fotogalería

Viviendas de la calle Salitre apuntaladas para evitar el riesgo de desprendimientos. / Alberto Aragón

  • El alcalde quiere un convenio que permita actuar en los inmuebles que se hundieron y otros degradados en la ladera de sierra en el Barrio Lucas

El Ayuntamiento callosino ha pedido ayuda a la Generalitat para poder actuar sobre las cuatro casas de la calle Salitre que tuvieron que ser desalojadas tras haber tenido problemas en su cimentación. Esos problemas estuvieron ocasionados por fugas de agua en el subsuelo, puesto que bajo las viviendas discurren conducciones de la Mancomunidad de Canales del Taibilla.

La directora general de Vivienda, Rebeca Torró, realizó ayer una visita a este vial del Barrio Lucas que desde noviembre pasado permanece cerrado al tráfico rodado por problemas estructurales en los inmuebles y en la calzada ante el riesgo de desprendimientos o hundimientos del asfalto. La responsable autonómica acudió con el alcalde, Francisco Maciá, tras haber mantenido una reunión con él el pasado viernes donde el regidor le expuso la necesidad de tomar medidas que permitan a los propietarios volver a sus casas y solventar las carencias que tiene la calle.

Torró señaló, tras conocer sobre el terreno el estado de las viviendas, apuntaladas y con signos evidentes de su mal estado como grietas o balcones vencidos, que la zona es susceptible de entrar en los planes Arru (Área de Regeneración y Rehabilitación Urbana) para que los propietarios de las viviendas puedan acogerse a las ayudas facilitadas por el Ministerio de Fomento y la Conselleria de Vivienda. Asimismo añadió que en la actualidad la Generalitat tiene en marcha ocho planes de este tipo en diversas localidades y que las ayudas se encaminan a que los dueños puedan rehabilitarlas si los técnicos estiman que es factible o proceder a su derribo si la estructura presenta daños de consideración, por lo cual pidió al Consistorio que le presente una memoria detallada de las necesidades del barrio para abordar posibles actuaciones. Maciá por su parte añadió que estas cuatro son las que requieren de una intervención urgente pero añadió que en todo el barrio puede haber en torno a ochenta más en las que se puede intervenir en caso de lograr entrar en ese plan, sobre todo las que se encuentran pegadas al cinturón de la sierra por su mal estado de conservación.

.