Las Provincias

Detectores de vida humana

Bomberos con uno de los perros que participó en el simulacro de rescate.
Bomberos con uno de los perros que participó en el simulacro de rescate. / Fernando Amat
  • Bomberos de Málaga participan en unas jornadas sobre búsqueda canina

  • Tomaron parte en un simulacro con tres perros adiestrados que recreó un accidente de derrumbe en la antigua cantera

La asociación Ecos ha organizado este fin de semana unas jornadas para formar a especialistas sobre el método de rescate Arcón para personas sepultadas por diferentes catástrofes. La antigua cantera de Cox fue el escenario escogido para realizar prácticas con tres canes que buscaron entre las rocas a una persona atrapada en un simulacro de derribo. En las prácticas participaron bomberos de Málaga que mostraron este tipo de actuaciones a policías locales de la comarca, voluntarios de Protección Civil, efectivos de la Guardia Civil y otros miembros del cuerpo de bomberos de Orihuela.

El cabo de bomberos de Málaga Javier Luque fue el ponente de las jornadas que impartió sus conocimientos sobre el método Arcón, que está avalado por Naciones Unidas. La mayoría de países utiliza este sistema para la búsqueda de supervivientes tras un terremoto. Así fue como los perros que actuaron trabajaron sobre el terreno en Ecuador durante la pasada primavera. Efectivos del cuerpo malagueño, e incluso la asociación Ecos con sede en Cox y Granja de Rocamora, participaron en los trabajos posteriores al movimiento sísmico en la país centroamericano.

El ponente explicó que «este sistema ha revolucionado la psicología en el aprendizaje de los perros de búsqueda y detención», y explicó que ha impartido esta serie de conocimientos durante la última semana en Perú, donde todavía no se ha hecho el sistema de búsqueda oficial.

Tres canes entraron en el escenario ficticio de derrumbe de piedras en la cantera. Con la ayuda de los miembros de la Protección Civil de Torrevieja se dejaron varias marcas de olor en la excavación de piedra. La persona que hizo de víctima se encontraba totalmente cubierta. A través del método de venteo se lanzaron tres búsquedas para que los animales pudieran avisar mediante ladridos de la presencia del supuesto herido.

La Ong Grupo de Especialistas de Rescate Canino en Catástrofes método Arcón hace tres o cuatro prácticas al mes con el fin de que los perros se encuentren entrenados y no pierdan habilidades. El colectivo local también ensaya de manera habitual con los animales en la cantera, por ello se practicó con los animales venidos de Andalucía. También participaron diferentes grupos de Protección Civil.

La representante de Ecos, Mónica Rocamora, explicó que «son unas jornadas de especialización o de evaluación de los perros» y añadió que «hemos dado prioridad a los animales que vienen de fuera sobre un terreno que no conocen». Ecos cada quince días realiza una práctica con sus mascotas para que amplíen su olfato y se mantengan en forma.

Quince voluntarios forman la asociación Ecos que actuó tras el terremoto de Ecuador, sin embargo «no pudimos acudir a Italia porque las autoridades no solicitaron equipos caninos, no se puede ir sin tener un enlace, allí consideraron que con sus equipos caninos tenían bastante».

Rocamora comentó que «tenemos una perrita especializada en estructuras colapsadas, tres para grandes áreas, una de terapia para personas discapacitadas y dos en formación». En el trabajo habitual se imparten técnicas sobre búsquedas a través del venteo o en grandes áreas. El venteo crea una efecto en el que el ser humano desprende aire como si se tratase de una chimenea mientras que la búsqueda en grandes áreas tiene que captar olores a muchos metros de distancia.