Las Provincias

El jefe de la Policía Local pide al alcalde que cubra las 50 bajas de la plantilla del cuerpo

fotogalería

El alcalde impone la Cruz al Mérito Policial al exjefe de la Comisaría oriolana, Sebastián Martínez, en presencia del intendente. / A.A.

  • Pomares asegura que el número de agentes está demasiado ajustado para realizar su labor en un territorio tan extenso como el de Orihuela

Opto por no pedir, como hizo el año pasad, porque recordó que ante la virtud de pedir está el vicio de no dar. En esta ocasión el intendente jefe de la Policía Local, José María Pomares, decidió rogar al alcalde, Emilio Bascuñana, que cubra el medio centenar de plazas vacantes con las que cuenta la plantilla policial oriolana. Lo hizo en público, en el acto que con motivo de la festividad de la Virgen de Monserrate, también patrona del cuerpo municipal, se celebró ayer en La Lonja delante de autoridades civiles y militares que acudieron a acompañar a la Policía Local en el que desde hace unos años es su día grande. Pomares recordó que en los últimos doce meses no se han contado con más medio materiales ni vehículos, por lo que afirmó que los agentes demuestran a diario un trabajo que calificó de «extraordinario» para una plantilla con un número demasiado ajustado a su parecer al territorio que debe cubrir y sin los medios suficientes.

Con respecto a cifras, en el último año la Policía Local ha realizado 16.326 identificaciones; levantado 553 actas de intervención de sustancias estupefacientes. Sus agentes han realizado 201 detenciones e intervenido en 2.349 conflictos vecinales, además de intervenir 26 armas. Con respecto a hurtos y robos en inmuebles, coches o a personas se realizaron 2028 actuaciones y 45 en materia de violencia machista, entre otros muchos números que el intendente aseguró que avalan la labor policial. No obstante no todo fueron ruegos sino que también reconoció y agradeció la coordinación con Alcaldía y la fluidez de la relación con la Policía Local, así como la colaboración obtenida por la concejal de Seguridad Ciudadana, Mariola Rocamora, una colaboración que afirmó que no puede ser más estrecha, en el caso del resto de cuerpos y fuerzas de seguridad.

El acto se inició pasando revista por parte del alcalde y los concejales a los agentes congregados en La Lonja y con el izado de una bandera de España en la entrada del edificio municipal. A partir de ahí Mariola Rocamora dio la bienvenida a los asistentes, entre los que estaba el máximo responsable de la Comandancia de la Guardia Civil, mandos de este cuerpo así como de la Policía Nacional y Autonómica y numerosos agentes y familiares que arroparon a los más de treinta homenajeados en este acto. Una agente fue la encargada de hacerlos llamar al escenario, donde se recogieron las distintas condecoraciones entregadas tanto a policías locales como a representantes de otros cuerpos y civiles que colaboran a diario con la labor policial. Mariola Rocamora destacó la labor policial, como indispensable para que se cumplan las libertades que recoge la Constitución para todos los españoles, y destacó la estrecha colaboración entre todos los encargados de hacerlo posible, poniendo el papel de la Policía Local como «sencillamente esencial». Por su parte el alcalde, Emilio Bascuñana, que fue el encargado de cerrar este acto, y resaltó el «afán de superación» que muestran a diario los agentes para mejorar en su formación y por tanto, en la atención a los vecinos y vecinas. Bascuñana se comprometió a trabajar «para cubrir esas necesidades que detectáis en vuestro día a día», y afirmó que si el objetivo de la Policía Local «es mejorar, el de este equipo de gobierno es hacer que lo logréis».