Las Provincias

Joaquín Marzá muestra uno de los nuevos paneles del pasillo. :: a. a.
Joaquín Marzá muestra uno de los nuevos paneles del pasillo. :: a. a.

Un colegio donde todos los espacios tienen un sentido

Pasillos azules que transmiten tranquilidad y aulas naranjas y verdes para mandar a quienes las habitan un mensaje de vitalidad. Cada rincón del Colegio Manuel de Riquelme enseña algo a sus alumnos, les obligan a ser activos y les invita a descifrar enigmas. Los paneles en sus paredes transmiten información que varía. Se sigue adelante con fórmulas que ya se han probado como el 'bit' musical que se escucha cada semana a la hora de entrar, y se añaden otras en las que se trabajan objetos con los distintos sentidos o se aportan datos que variarán, como el último día de lluvia registrado. «Se trata de que todo tenga un sentido, que los niños sean felices y que a la vez consigamos un nivel de competencia determinado en ellos», afirma Marzá.