Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
RSS | ed. impresa | Regístrate | Sábado, 2 agosto 2014

Ocio

Estás en: Las Provincias > Ocio
bodegas cherubino
Marta Valsangiacomo: ‘‘La mujer aporta al vino su sensibilidad’’
Marta Valsangiacomo representa a la quinta generación de una familia de origen italiano dedicada al vino desde 1831: Bodegas Cherubino Valsangiacomo . Es la vicepresidenta de Vino Élite, un certamen que se celebrará en abril de 2007 en Valencia, coincidiedo con la regata de la Copa América
09.10.07 - 10:20 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Marta Valsangiacomo: ‘‘La mujer aporta al vino su sensibilidad’’
Marta Valsangiacomo. /Foto Jesús Signes
Su bodega tiene nombre de ser divino, miembro de la corte celestial. ¿De dónde viene llamarse Cherubino?

–Es un nombre propio. Es el tío abuelo de mi padre, que es el primero que vino a Valencia y creó la bodega que teníamos en el Grao de Valencia. Realmente es querubín...

–¿Acaso una copa de alguno de sus vinos, puede acercar al cielo a quien la bebe?

–Por supuesto. Con el moscatel, cierto, de verdad. Con el moscatel Vittore que es esencia mediterránea pura: Azahar, flor, miel, aromas de jazmín, de Valencia en abril.

–Dice que huele como Valencia en abril, ¿no como en Fallas?

–(Ríe)No, en abril, cuando los naranjos están florecidos, aunque me encanta cómo huele la pólvora, pero justamente el vino no huele a eso.

–Usted, una mujer, al frente de la feria Vino Élite...

–Bueno, vicepresidenta. El presidente de nuestra feria es David Álvarez, que es el presidente de bodegas Vega Sicilia. Ahí se ve la calidad de esta feria y de este evento que vamos a hacer.

–¿Es el momento de que las mujeres entren en un mundo del que tradicionalmente han bebido los hombres?

–Siempre han estado las mujeres detrás, como en todo. Pero cada vez hay más mujeres en todo y el mundo del vino no es una excepción.

–¿La mezcla mujer-vino enraizará tanto en la sociedad como la combinación vino-gaseosa?

–(Ríe) Vino y gaseosa se ha tomado siempre. Muchísima gente lo toma porque le apetece. Además, si le gusta, adelante. Con tal de que consuman vino... pero la mujer está en el mundo del vino por la parte sensible que aporta. El mundo del vino es un mundo de sensibilidad, tienes los cinco sentidos siempre trabajando y la sensibilidad de la mujer, es obvio, es distinta a la del hombre.

–¿En qué barrica se guarda el secreto para que la bodega Cherubino haya cumplido 165 años?

–En una barrica grande que está llena de honestidad, sobre todo, y de muchísimo trabajo.

–¿La feria Vino Élite en Valencia o la élite del vino en Valencia?

–Las dos cosas. Tenemos la suerte de que Vino Élite se celebre en Valencia y Vino Élite tiene la suerte de celebrarse en Valencia. Es un evento de vinos de calidad. Va dirigido a prescriptores, gente que aconseja, opina sobre vinos, trabaja en restauración, son sumilleres, distribuidores, periodistas.

–¿De qué color ve la vida: blanco, tinto o rosado?

–(Ríe)De todos los colores, hoy se tiene que ver de todos los colores. El rosado, que hasta hace poco la gente no lo quería consumir, está otra vez volviendo a consumirse.

–¿El futuro debe beber en la bota de la tradición o en el decantador de la innovación?

–Hay que unir las dos cosas. Nuestra comunidad ha sido productora de vinos desde la época de los romanos y esas raíces son importantísimas. Nuestras variedades autóctonas cada día llaman más la atención, por eso trabajamos el moscatel, una variedad que expresa nuestras raíces, y con la mejor tecnología.

–Su deseo: ¿Local o global?

–Hoy local; estaría encantada con que en todos los restaurantes hubiese vinos valencianos, se consumiesen y vendiesen en Valencia. Estamos peleando, sobre todo desde el Consejo Regulador. Vino Élite también se hace por eso, para que la calidad de nuestros vinos sea reconocida en Valencia y después ya iremos a conquistar otros mercados.

–¿Vinos y amores, los viejos son los mejores, o hay que confiar en nuevos romances?

–Tenemos que mezclarlo todo. Hay variedades nuevas que te sorprenden, variedades tradicionales que elaborándolas de una forma distinta te sorprenden más y cómo en todo, si lo haces bien, cabe nuevo, tradicional, moderno...

–Tacita a tacita conseguía su objetivo Carmen Maura, ¿es botella a botella como se conquista Japón?

–Copa a copa. Llevamos diez años en el mercado japonés y es copa a copa. Es una labor que hacemos directamente la familia. Viajamos todos los años a Japón, de hecho mi hermano se marcha ahora y él, que baila sevillanas muy bien se lleva el traje corto y su novia, con su vestido de volantes y harán un festival flamenco en una de nuestras promociones.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS