lasprovincias.es
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 13 / 16 || Mañana 13 / 16 |
más información sobre el tiempo

benissanó

El restaurante Levante no pierde sus referentes gracias al relevo familiar
09.10.07 -
Vota
0 votos

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Restaurante Levante. Tradición paellera
Durante la presentación de la “Guía Comer en Carretera”, le pregunté a su autor, Ignacio Medina, hasta qué punto habían dañado las autovías a los restaurante de carretera. Ignacio de manera muy concisa, me contestó: “Pedro, a los restaurantes de carretera le han dañado más las segundas y terceras generaciones, que no han querido seguir con el negocio familiar.”

En efecto, la contestación de Ignacio se puede aplicar a multitud de establecimientos y el Restaurante Levante, en Benissanó, es un claro ejemplo de tal afirmación. Cuando se ponía rumbo hacía Liria, se cruzaba este pueblo y se pasaba por la puerta del restaurante, que tiene como principal activo ofrecer una de las paellas valencianas más sobresalientes de la provincia.

A Rafael Vidal, retirado, pero que junto a su mujer a diario supervisa las paellas que se realizan en su inmenso paellero, vieron como su hijo, Rafael, siguió la actividad familiar y, hace unos años, su nieto, Víctor, se incorporó al servicio de sala para ayudar a su padre.

Como vemos, las premonitorias palabras de Ignacio, aquí tienen una sólida base de constatación, es más, la autovía no ha hecho sino acercar el restaurante a nuestra ciudad, pues, en apenas 15 minutos, estás en las puertas del local.

Huerta propia

Las paellas que se realizan en esta casa siguen los conceptos desarrollados por el patriarca, Rafael, que hoy continúan vigentes. De la mano de Iván, nos encontramos ante una paella propia de la huerta valenciana, una paella rica en verdura que, para garantizar su calidad, proviene de la propia huerta de la familia Vidal, lo que garantiza la riqueza y la frescura del ‘garrofo’ y la ‘ferraura’. Las carnes (pollo y conejo), se sofríen de manera milimétricas, lo que crea el rico sabor del que se apodera el arroz. La variedad que se utiliza en esta casa, es senia, por cierto, la que mejor transmite todos los aromas que ha recibido.

El resultado de tan esmerada elaboración es un grano suelto, nada aceitoso y de un sabor prolongado. A diferencia con otros restaurantes, las paellas se realizan comunitarias, entre semana, en paellas de quince raciones; los fines de semana, en inmensas paellas de 50 servicios. En ambos casos, se acierta, pues el arroz cuando llega a la mesa llega reposado y si se queda con ganas de arroz, se puede repetir.

·De las entradas, hasta la espera del arroz, cabe recomendar las puntillas con ajos tiernos, las albóndigas de bacalao, y el personalizado “esgarraet”, que denominan Arco Iris y que lo enriquecen con mojama. Defraudan los calamares rebozados, por el intenso sabor a rebocina, (masa industrial) con el que han sido rebozados. Los postres, tienen también un carácter casero, la encargada Fina -mujer de Rafael-, realiza unas deliciosas tartas (queso fresco con mermelada de arándanos o de almendras), que resultan muy agradables al paladar, al igual que el flan de calabaza, que sorprende por su finura. La carta de vinos, recopila una correcta colección de vinos nacionales, con una presencia bastante activa de los vinos de nuestra Comunidad. El precio es más que apetecible, al igual que el mantenimiento y servicio.

Restaurante Levante:
Virgen de la Fuensanta, 27 Teléfono: 96 278.07.21
Benissanó (Valencia).
lasprovincias.es