lasprovincias.es
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 13 / 16 || Mañana 13 / 16 |
más información sobre el tiempo

castellón

Declarado Parque Natural, esta sierra se encuentra entre los términos municipales de Alcalà de Xivert, Peñíscola y Santa María de Pulpis, situados en el norte de la provincia de Castellón concretamente en de los términos municipales de Alcalà de Xivert, Santa Magdalena de Pulpis y Peñíscola

La Sierra de Irta, una de las pocas franjas costeras vírgenes del litoral
Litoral del parque natural y reserva marina de la Serra d´Irta. Peñíscola / Foto Las Provincias


09.06.10 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
La Sierra de Irta está considerada como uno de los Parques Naturales más fascinantes de la península y es, sin duda, una de las pocas franjas costeras vírgenes que quedan en el litoral del Mediterráneo.
Entre sus rincones destacan calas, playas, abruptos acantilados como el de la imagen y una vegetación y fauna típica de la zona del mediterráneo.
Paseando por la Sierra de Irta podrá disfrutar de la belleza del castillo de Peñíscola, del de Xivert y del de Pulpis.
Castillo de Xivert, Peñíscola y Pulpis
En la cima de la montaña de Xivert se alza una impresionante fortaleza templaria. El castillo conserva dos partes bien diferenciadas; la zona árabe y la cristiana.
La primera de ellas comprende el recinto amurallado externo, obra fechada en los siglos X y XI, de la cual destacan unos grandes lienzos en tapiado con coronamiento de merlones y que se abría por la puerta de Albacar. Dentro se encuentran buenas muestras de la arquitectura doméstica de los moriscos.
En la cima de la montaña se encuentra la fortaleza templaria, en la que se pueden distinguir una capilla, establos y otras dependencias.
Por su parte, el castillo de Peñíscola se encuentra en la parte más elevada del peñón que custodia la ciudad, a unos 64 metros sobre el nivel del mar. En el siglo XII, los musulmanes construyeron un puesto fortificado en donde hoy se alza el castillo que los templarios modificaron entre 1294 y 1307.
Benedicto XIII realizó con posterioridad pequeñas reformas para transformarlo en palacio papal.
Del conjunto cabe destacar la torre del homenaje, denominada del Papa Luna, de planta cuadrada, con una escalera interior y un pasadizo subterráneo que desciende hasta el mar.
Además, este castillo comparte con el Vaticano y el Palacio de los Papas de Aviñón el privilegio de haber sido sede Pontificia.
Y por último, en la Sierra de Irta se alza el castillo de Santa Magdalena de Pulpis.
Se trata de un castillo de tipo montano, de planta irregular y recinto único, reformado por los cristianos. Destaca su torre homenaje y la puerta de acceso, así como el paseo de ronda y los lienzos de muralla que han permanecido en pie.
Las zonas cercanas a la puerta del recinto son las que mejor se han conservado, no así las que miran hacia la población, que están en estado ruinoso. El castillo quedó deshabilitado en 1330.
Datos Prácticos
Paisajes de Interés:
Se pueden visitar los castillos de Peñíscola, Santa María de Pulpis y Xivert, y las ermitas de Santa Lucía y San Antonio Abad, ambas del siglo XVII.
Zona de baño:
Durante los calurosos meses de verano, se podrá gozar de sus playas y calas.
Cadena montañosa:
Uno de los picos de mayor altitud de la sierra es el de Campanelles, con una altura que alcanza los 543 metros.
Accesos:
Autopista AP-7 y la Nacional N-340.
En Tuenti
lasprovincias.es