lasprovincias.es
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 14 / 17 || Mañana 14 / 17 |
más información sobre el tiempo

camp de turia

Los recuerdos de guerras y de batallas pueden transformarse en un recurso turístico más, sobre todo cuando ha transcurrido el tiempo suficiente para que la objetividad se imponga. De este modo, se pueden observar con curiosidad y con una cierta frialdad los testimonios de episodios bélicos
25.11.09 -
Vota
0 votos

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
En distintos lugares de Europa se organizan visitas turísticas a campos de batallas famosas, en donde se instalan paneles explicativos, se proyectan audiovisuales e incluso se crean museos monográficos. En esta línea de turismo cultural relacionado con la historia se inscribe la actuación llevada a cabo por el ayuntamiento de Sarrión (Teruel), que ha creado una especie de “Ruta de las Trincheras”, poniendo en valor las fortificaciones defensivas allí existentes y que son una muestra del patrimonio histórico-militar de la Guerra Civil Española. (1936-1939). Otro ayuntamiento –el de Náquera (Valencia)- va a seguir la misma línea, ya que prevé ejecutar un proyecto de recuperación de las trincheras existentes en el paraje del “Cabeç Bort”.
En Sarrión, el Ayuntamiento ha llevado a cabo una experiencia piloto –la rehabilitación de las posiciones defensivas de la Guerra Civil Española-, contando con la colaboración del gobierno autonómico de Aragón y de la Unión Europea. Las trincheras, que ya se pueden visitar, están situadas en el oeste del término municipal, en lo alto de una serie de cerros pertenecientes a la Sierra de Javalambre. La visita turística a esta red de trincheras se inicia a unos once kilómetros de distancia de esta población turolense, situada a 991 metros de altitud sobre el nivel del mar, junto a la carretera nacional que comunica Sagunto con Zaragoza y que, poco a poco, está transformándose en autovía. Uno de los autores del proyecto de recuperación de las trincheras y de su acondicionamiento como recurso turístico, el geógrafo valenciano Gersón Beltrán, ha sido guía de esta nueva ruta, que se inicia en las inmediaciones de una pequeña laguna, en dos direcciones. El primero de los itinerarios nos conducirá a una serie de posiciones defensivas, entre las que destaca un nido de ametralladoras sobre el Barranco de la Hoz y un “abrigo de pelotón” con su correspondiente trinchera de acceso, así como un aljibe con una curiosa construcción de piedra en seco. El segundo de los caminos nos permite llegar hasta el puesto de mando de batallón situado en lo alto de una colina, y complementado por una serie de trincheras, de refugios de tropa, de nidos de ametralladoras, puestos de observación y ramales de enlace entre las distintas posiciones militares. Resulta especialmente interesante la visita del puesto de mando de una compañía del ejército, por su estratégica ubicación y por los observatorios de que disponía.
Gersón Beltrán, responsable de la empresa “Enarco” (que realizó el proyecto conjuntamente con la entidad “Guías de Gúdar”, de la localidad turolense de Puertomingalvo) nos resaltaba la importancia de esta serie de construcciones militares, ya que fueron utilizadas durante la Guerra Civil Española por los dos bandos, durante las denominadas “Batallas de Sarrión”. Esta localidad aragonesa “estaba situada en la línea natural de penetración desde Teruel hasta Valencia, Castellón y Sagunto, por donde discurre la carretera nacional y el ferrocarril de Valencia a Zaragoza y el antiguo ferrocarril minero de Sierra Menera (de Ojos Negros a Sagunto). Sarrión constituía durante la contienda el vértice inferior del triángulo formado por Mora de Rubielos y Rubielos de Mora, por el este, y las posiciones defensivas situadas en las estribaciones de la Sierra de Javalambre, por el oeste. La ocupación de este sistema defensivo fue considerada como “punto clave” para ambos bandos. Primero, para las tropas nacionales, que iniciaban su ofensiva para la conquista de Valencia. Las trincheras y demás edificaciones militares cambiaron de mano varias veces, siendo utilizadas en unas ocasiones por el ejército republicano de Levante, al mando del general Menéndez (Republicano), y en otras ocasiones por el Cuerpo de Ejército de Castilla, al mando del cual se hallaba el teniente coronel Enrique Varela Iglesias (Nacional). Para recuperar todo este conjunto de posiciones defensivas, se han utilizado las técnicas de las excavaciones arqueológicas, con una rehabilitación manual que sigue el criterio de conservación de las formas originales, conservando el entorno natural. Se ha logrado así aunar la salvaguarda del patrimonio histórico relacionado con un conflicto bélico, con el medio natural…”.
La visita a esta serie de posiciones defensivas de Sarrión puede complementarse perfectamente con la realización de excursiones por la Sierra de Javalambre, en donde hallaremos una rica vegetación, desde sabinas albares y encinas hasta quejigos, pino albar y, en las zonas cercanas a las cumbres, enebros y sabinas rastreras. Además, merece la pena recorrer los centros históricos de algunas poblaciones, como Rubielos de Mora y Mora de Rubielos, y acercarse hasta Valdelinares y la Virgen de la Vega, Manzanera y Camarena de la Sierra. El propio Carrión posee también interés turístico.
NÁQUERA: LAS TRINCHERAS DEL “CABEÇ BORT”.
En lo que se refiere a Náquera, el Ayuntamiento que preside el popular Ricardo Arnal pretende iniciar próximamente la ejecución de un proyecto también redactado por los técnicos de la empresa “Enarco”: la “Musealización de las Trincheras del Cabeç Bort y acondicionamiento del entorno”. Este proyecto, que ha sido incluido en el primer PLINTUR (Plan de Inversiones Turísticas de la Diputación de Valencia) se enlaza también con la Guerra Civil Española, ya que en diversos lugares de los términos municipales de Náquera (La Carrasca), Serra (La Pobleta) y Bétera se ubicaron durante cierto tiempo las residencias del Presidente del Gobierno de la República y de los distintos ministros, así como puestos de mando del ejército de la República. Las trincheras que se quieren recuperar se construyeron en la última etapa de la Guerra Civil, en un paraje montañoso denominado “El Cabeç Bort”, situado al sureste del término municipal de Náquera, prácticamente en el linde con los términos de Rafelbunyol y El Puig. Las trincheras se encuentran concretamente en unos terrenos propiedad del Ayuntamiento de Náquera conocidos como “El Plá del Soldat”, que se consideran estribaciones de la Sierra Calderona y que alcanzan los 240 metros de altitud sobre el nivel del mar. Estas trincheras de Náquera se construyeron para controlar una de las principales vías de acceso a la ciudad de Valencia y a las poblaciones de Náquera y de Serra. A diferencia del conjunto defensivo de Sarrión, las trincheras de Náquera nunca llegaron a utilizarse, porque concluyó antes la sangrienta Guerra Civil.
Las trincheras del “Plá del Soldat”, en el monte conocido como “El Cabeç Bort”, están divididas en cuatro líneas defensivas, cada una de las cuales constaba de diversos nidos de ametralladoras, túneles, balsas y galerías excavadas en la montaña y que servían indistintamente para polvorín, almacenes y refugio de tropas. En la cuarta línea defensiva se hallan los tres nidos de ametralladoras mejor conservadas, y que tienen forma cuadrangular y muros de hormigón de un metro de anchura.
El proyecto presentado por el Ayuntamiento de Náquera incrementa su interés si, además de rehabilitar las trincheras y edificaciones militares complementarias, se instalan paneles informativos y se señalizan rutas que enlacen la zona del “Cabeç Bort” con los edificios de Náquera, Serra y Bétera donde residieron las principales figuras de la República Española y sus más importantes mandos militares. Mientras este proyecto de Náquera se transforma en realidad, merece la pena desplazarse a Sarrión (Teruel) para conocer de cerca una muestra real de la Guerra Civil Española, una contienda fratricida que debemos conocer en detalle y desde todos los puntos de vista, para evitar que vuelvan a producirse enfrentamientos entre españoles e, incluso, entre familias.
DATOS PRÁCTICOS
-Ayuntamiento de Sarrión. Tel: 978 780015
-Oficina de Turismo de Teruel. Tel: 978 602279
-Oficina de Turismo de Mora de Rubielos. Tel: 978 806132
-Oficina de Turismo de Rubielos de Mora. Tel: 978 804001
-Ayuntamiento de Náquera. Tel: 96 1680002
-Fundación “Sierra Calderona”. Tel: 1681184. Página web: www.sierracalderona.org
-Tourist Info Diputación de Valencia. Tel: 96 3514907
La ruta de las trincheras de la guerra civil: Sarrión-Náquera
lasprovincias.es