lasprovincias.es
Miércoles, 22 octubre 2014
nuboso
Hoy 17 / 23 || Mañana 17 / 23 |
más información sobre el tiempo

vall d'albaida

La Vall d’Albaida es una de las comarcas del interior de la Comunidad Valenciana que ha decidido poner en práctica su apuesta por el turismo de una forma conjunta y coordinada entres sus distintos ayuntamientos y algunos empresarios del sector.

Otos: El poble dels rellotges de sol

09.10.07 -
Vota
0 votos

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Allí funcionan con eficacia la Mancomunidad de Municipios de la Vall d’Albaida y AHVAL (Agrupación de Empresarios de Hostelería de la Comarca). La mencionada mancomunidad ha iniciado una interesante campaña que lleva como título “Obrim les portes de la Vall”, y que comprende una serie de visitas turísticas guiadas a una serie de poblaciones de la comarca. Ya se han realizado las visitas a Ontinyent, Quatretonda, Otos, Bocairent, l’Olleria y Guadassèquies. Y desde ahora hasta el próximo 19 de junio, las visitas turísticas guiadas van a tener como destino Montixelvo, Fontanars, Montaverner, Palomar, Agullent, Albaida, Aielo de Malferit, Llutxent, Benigànim, Castelló de Rugat, Atzaneta d’Albaida y la Pobla del Duc.
Se trata, en definitiva, de una iniciativa muy válida, ya que permite que quienes participen en alguna de estas excursiones, puedan conocer los encantos que guardan pueblos muy diferentes, unos industriales y otros agrícolas. Todos tienen su particular encanto, desde la iglesia parroquial hasta las ermitas que simbolizan la pervivencia de las tradiciones. Además, hallaremos en nuestros recorridos por los cascos antiguos y por sus inmediaciones lugares tan singulares como, en Bocairent, el barrio medieval, “les Covetes dels Moros”, la plaza de toros excavada en la roca (la más antigua de la Comunidad Valenciana) y la Cava de Sant Blai; en Llutxent, el Castell-Palau, el Monasterio del Corpus Christi y la fortaleza árabe de Xío; en Castelló de Rugat, los lugares peculiares de la popular artesanía alfarera (“la Casa del Fang” y “el Forn de la Gerreria”); en l’Olleria, los talleres y fábricas de producción del vidrio; en Aielo de Malferit, la fábrica de licores tradicionales; en Fontanars, las bodegas en las que se elaboran vinos de gran calidad; en Ontinyent, el conjunto histórico-artístico del barrio de la Vila y el jardín botánico de los padres franciscanos, etc. Por otra parte, destacan museos tan interesantes como el de Segrelles y el de “Titelles” (marionetas) de Albaida, el Parroquial y el Arqueológico de Bocairent, etc.
EL CASTILLO DE BENICADELL Y EL CANTAR DEL MÍO CID. En esta ocasión vamos a centrarnos en uno de los municipios que ya han recibido la visita turística guiada. Nos referimos a Otos, un pequeño pueblo en el que viven actualmente unas 500 personas, que dista 90 kilómetros de Valencia y que está situado a 380 metros de altitud sobre el nivel del mar. En Otos destaca el Palacio de los Marqueses de San José (del siglo XVIII), la iglesia neoclásica de la Purísima Concepción, la ermita de la Virgen de los Dolores y, en los alrededores, los restos del castillo de Carbonera o del Benicadell, que se encuentra en el límite con el término municipal de Beniatjar. Dicha fortaleza árabe fue conquistada a finales del siglo XI por Rodrigo Díaz de Vivar, el Cid Campeador, quien controlaba desde allí rutas de tanta importancia estratégica como la que unía el litoral con el interior. En el “Cantar del Mío Cid” se describe dicho castillo con el nombre de “Peña Cadiella”, y ello ha supuesto un decisivo respaldo para que el itinerario turístico-cultural “El Camino del Cid” pase precisamente por Otos y por Beniatjar, en el tramo que une Ontinyent con la costa, en donde existía en aquél lejano siglo XI el castillo de Bayrén (actual término municipal de Gandia).
Otos: El poble dels rellotges de sol
OTOS: EL POBLE DELS RELLOTGES DE SOL. Otos mantiene el encanto de los pequeños y tranquilos pueblos agrícolas, que permanecen asimismo muy vinculados a la montaña, ya que se encuentra en la ladera norte de la sierra del Benicadell. Y llama poderosamente la atención la inquietud de este ayuntamiento por potenciar la cultura y el turismo. Una prueba evidente de esta positiva actitud la tenemos en la instalación de una serie de relojes de sol, realizados por diferentes artistas valencianos y ubicados en distintos emplazamientos del casco urbano. En la comarca de la Vall d’Albaida existen varios relojes de sol (por ejemplo, en l’Olleria, Montaverner, Palomar o Benigànim), pero en ningún pueblo se han instalado simultáneamente ocho relojes de sol que son, a su vez, auténticas obras de arte moderno. La concejala de Turismo, Cristina Alonso, nos mostraba su satisfacción personal por haber logrado contar con la colaboración de artistas tan famosos como Andreu Alfaro, Rafael Armengol, Arcadi Blasco, Manuel Boix, Artur Heras, Antoni Miró, Rafael Amorós, Elisa Martí y Joan Olivares, estos dos últimos nacidos en el propio Otos. La idea y la coordinación de la ejecución de la misma partió de dos de los mencionados artistas, concretamente Joan Olivares y Rafael Amorós.
La concejala de Turismo nos resaltaba la trascendencia que tiene situar a Otros como “el Poble dels Rellotges de Sol”, un proyecto que ha sido posible gracias a las ayudas económicas procedentes de la Unión Europea, canalizadas a través del Plan “Proder 2” de la Vall d’Albaida. Cristina Alfonso nos decía también que en esta comarca se prodigan los relojes de sol, habiéndose catalogado ciento veinte en el año 1998. Esta tradición ha tenido continuidad recientemente, al instalar diferentes ayuntamientos (como los de Benigánim, Benisoda, Salem o el propio Otos) relojes solares en edificios públicos, jardines o polideportivos. Concluía Cristina Alfonso indicando que “pretendemos situar a Otos como un municipio de interés turístico, ya que la colección que hemos reunido tiene una indudable importancia antropológica y cultural, con el valor añadido de su originalidad, ya que en toda la Comunidad Valenciana y seguramente en toda España no se conoce una actuación como ésta...”.
En el recorrido turístico por Otos nos encontramos, en la Plaça del Llaurador, con una singular escultura en acero inoxidable de Andreu Alfaro que tiene como título “la Norma no es un Dogma”. En el patio interior del Palacio de Otos se puede admirar una escultura mural, de cerámica esmaltada, realizada conjuntamente por el escultor local Joan Olivares y por el pintor albaidense Rafael Amorós, personajes clave en el diseño del proyecto “Otos, el Poble dels Rellotges de Sol”. En la fachada lateral de una casa situada en la plaça del Llaurador, se ha situado el reloj solar realizado por el artista de Benimodo Rafael Armengol, una escultura mural de piedra titulada “Rellotge dels Pimentons”, mientras que en la fachada principal de otra casa ubicada en la misma plaza se ha ubicado el reloj solar realizado por el alicantino (de Mutxamel) Arcadi Blasco, una escultura mural realizada con gres refractario. En la fachada principal de la casa número 6 del “carrer del Puríssim Crist” se ha ubicado un reloj de sol realizado en mármol por el artista de l’Alcudia Manuel Boix. En una pared lateral de la casa número 12 de la Plaça del Llaurador se ha colocado la escultura de gres de la artista local Elisa Martí, mientras que el pintor y escultor alcoyano Antoni Miró ha ubicado frente a la iglesia parroquial de Otos una escultura de acero titulada “Bici-Rellotge”. El setabense Artur Heras ha diseñado asimismo un reloj de sol de hierro y acero que se ha instalado en la fachada principal de la casa número 12 de la calle de Sant Josep. Por último, el reloj de sol titulado “Meló Soleil”, original de Artur Heras, se ha instalado en la fachada de la casa situada en el carrer Sant Josep, 1. Como puede comprobarse, la Plaça del Llaurador es un lugar clave en esa visita a Otos.
Merece la pena desplazarse hasta Otos para conocer un acogedor pueblo de la Vall d’Albaida que ha enlazado el turismo con el arte y con la cultura y que se ha transformado en la referencia indispensable para los que valoran los relojes de sol como un símbolo de las tradiciones populares de las comarcas valencianas. El complemento ideal de la visita a Otos lo constituye la práctica del senderismo por la sierra del Benicadell.
DATOS PRÁCTICOS
- Ayuntamiento de Otos. Tel: 96 2358235
- Tourist Info Diputación de Valencia. Tel: 96 3514907
- Oficina de Turisme de la Mancomunitat de la Vall d’Albaida. Tel: 96 2389091. E-mail:turisme@mancovall.com
lasprovincias.es