lasprovincias.es
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 15 / 23 || Mañana 17 / 21 |
más información sobre el tiempo

Jalance

Jalance es uno de los municipios turísticos del interior de la provincia de Valencia que está alcanzando mayor renombre.
09.10.07 -
Vota
0 votos

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Los moriscos y la Cueva de Don Juan
Vista panorámica de Jalance
Su éxito se basa, fundamentalmente, en sus múltiples atractivos naturales, entre los que destacan especialmente la Cueva de Don Juan y los espectaculares Cañones del río Júcar, que precisamente se adentra en la Comunidad Valenciana por este término municipal, lindante con tierras albaceteñas de Castilla-La Mancha.

Jalance posee, además, interesantes pinturas rupestres y un castillo árabe que todavía impacta con su presencia. Una parte importante del término municipal de Jalance (93 km2) está integrada en el ámbito de la Reserva Nacional de Caza Mayor de la Muela de Cortes, en donde se pueden encontrar numerosos ejemplares de cabras hispánicas, muflones, jabalíes, etc.

En esa gran fortaleza natural que constituye la Muela de Cortes resistieron, en el siglo XVII, miles de moriscos del valle de Cofrentes y de comarcas próximas que se oponían a la orden real que los expulsaba de España, de unas tierras en donde sus familias habían vivido durante casi ocho siglos. Lucharon, pero fueron derrotados por los ejércitos reales, y se vieron forzados a embarcar rumbo a África. Jalance y otros pueblos próximos, como Cofrentes, Jarafuel, Teresa de Cofrentes y Cortes de Pallás, quedaron prácticamente deshabitados durante años. Ahora se quiere rememorar aquella triste efemérides, pero no sólo recordando la injusta y arbitraria orden de expulsión de los moriscos, sino también resaltando las muchas huellas que dejaron tras cerca de ochocientos años de ininterrumpida presencia en el Valle de Cofrentes.

Ruta de los moriscos

El cronista oficial de Jalance, José Vicente Poveda Mora, ha coordinado un equipo humano que ha diseñado una interesante Ruta de los Moriscos que nos llevará a poblados abandonados desde el siglo XVII y a parajes de indescriptible belleza donde los moriscos se enfrentaron, en desigual lucha, contra los ejércitos cristianos del rey de España. Merecería dicha Ruta de los Moriscos contar con mayor apoyo institucional, pues tiene un serio contenido histórico y etnológico que justifica sobradamente un interés turístico.

La Cueva de Don Juan

La Cueva de Don Juan es una maravilla de la naturaleza, una auténtica joya geológica que por sí sola motiva una visita pausada a Jalance. Desde que la Agencia Valenciana de Turismo acondicionó dicha cavidad, preparando caminos, plataformas, escaleras y barandillas e instalando una adecuadísima iluminación eléctrica, son decenas de miles de personas las que se desplazan hasta Jalance para conocer la única cueva de la provincia de Valencia que está dispuesta para recibir visitas de grupos, que son acompañados por atentos guías del Ayuntamiento.

El trayecto que hay que recorrer (en automóvil e incluso se puede ir en autobús sin ningún problema) es realmente atractivo, desde el punto de vista paisajístico. Se parte del centro de la villa de Jalance en dirección a la Cueva de Don Juan, que se encuentra a unos diez kilómetros de distancia, en plena Sierra del Boquerón.
El itinerario tiene varios tramos de impresionante belleza, como los que discurren junto a las profundas gargantas excavadas por el río Júcar. La Agencia Valenciana de Turismo ha construido un mirador en el paraje denominado las Ventanas del Júcar, en donde ningún viajero debe dejar de detenerse, ya que desde allí se contemplan espléndidas vistas panorámicas.

Una vez accedemos al interior de la inmensa gruta, nos quedamos sobrecogidos por la enorme belleza de las numerosas formaciones geológicas. De entre las estalagmitas destaca una que tiene forma de columna de carbonato cálcico puro que asciende hasta tocar el techo de la cueva. Y de entre las estalactitas resalta una con forma de mano que cuelga del techo de la cavidad, con sus dedos casi traslúcidos. La imaginación popular ha bautizado de distintos modos a otras formaciones calcáreas y a diferentes rincones de la Cueva de Don Juan. Por ejemplo, el itinerario por el interior de la gruta comienza por la llamada Meseta de la Luna, accediendo posteriormente a una gran sala a la que se encuentra parecido con una catedral gótica.

Proseguimos el recorrido por el Lago de los Deseos, en cuyo fondo abundan las monedas que lanzan los visitantes que confían en que alguna de sus aspiraciones se transforme en realidad. Después hallamos la Sima del Infierno, la Gruta del Diablo, el Mirador del Bacalao, la Cola del Pavo Real, etc.

Resulta francamente interesante el recorrido de unos cuatrocientos metros por esta cueva mágica, que estuvo habitada durante el Mesolítico y, posteriormente, en la Edad del Bronce Valenciano (entre el año 1.500 y el 500 antes de Cristo). Desde el siglo XVII, poco después de la expulsión de los moriscos, se conoció también a esta enorme cavidad como la Cueva de los Charcoyos, por la abundancia de charcos y oquedades en un recinto que no fue explorado por los espeleólogos hasta 1959. Se aconseja antes de realizar la visita contactar telefónicamente con el Ayuntamiento o con la Tourist Info de Jalance.

Parajes naturales

Llamará la atención al visitante la poca cantidad de agua que discurre por el cauce del río Júcar. Aparte de las adversidades climatológicas (las escasas lluvias del otoño y parte del invierno de 2002), existe una explicación: poco después del embalse del Molinar (Albacete), y ya en término municipal de Jalance, la mayor parte de las aguas del Júcar penetran en un inmenso túnel que concluye en las proximidades de Cofrentes, concretamente en el llamado Salto de Basta, donde las aguas del Júcar caen sobre unas grandes turbinas que producen energía eléctrica, vertiéndose a continuación al cauce del río Cabriel, que desemboca en el lecho natural del Júcar, a los pies de Cofrentes.

De entre los parajes naturales más bellos del término municipal de Jalance, destaca el Morajete, en donde funciona un aula de naturaleza y un campamento durante la temporada estival. Y en la abrupta Muela de Cortes, Jalance posee asimismo parajes muy hermosos. También cuenta Jalance en su término municipal con pinturas rupestres, localizadas hacia 1997 por un niño de unos ocho años que paseaba junto a sus padres por la Sierra de Alcola, cerca del río Cantabán. Allí halló un abrigo con pinturas rupestres datadas unos siete mil años antes de Cristo, y que representan a un cazador con arco y flechas persiguiendo a un gran ciervo herido.

Jalance, bello y tranquilo

El pueblo de Jalance (que se halla a unos 453 metros de altitud y que cuenta con 1.021 habitantes) es pintoresco y bastante tranquilo, sobre todo desde que la carretera nacional N-330 (Requena-Cofrentes-Ayora-Almansa) fue desviada fuera de la villa.


El casco antiguo, abrazado a la ladera del monte, conserva la trama urbana de la época árabe, cuando la población era denominada Xalans. Callejas estrechas y retorcidas y pequeñas plazoletas, en acentuado contraste con las calles más amplias y rectas del moderno Jalance. El monumento más emblemático de la población es su castillo árabe, que fue una de las fortalezas más importantes del interior valenciano tanto durante la época medieval como varios siglos después, con motivo de las guerras entre carlistas y liberales. Aunque el castillo necesita una urgente rehabilitación, sigue conservando parte de su imponente aspecto, que resalta mucho al ser contemplado desde lejos, tanto de día como de noche, ya que la Generalitat Valenciana lo ha iluminado muy acertadamente.

Jalance tiene ganado un merecido prestigio por la calidad de sus conservas y mermeladas, sobre todo las de melocotón. Son especialmente famosas las de la veterana empresa familiar La Jalancina.
Acceso

El acceso hasta Jalance en automóvil resulta muy sencillo. Si se accede desde Valencia y su área metropolitana, la mejor opción es coger la Autovía A-3 (Valencia- Madrid), tomando el desvío en Requena en dirección Cofrentes- Almansa. En cambio, para la gente que acuda desde el sur de la provincia o desde Alicante, la mejor alternativa es seguir la N-340 (Autovía Valencia- Albacete) hasta la localidad albaceteña de Almansa, tomando entonces la N-330 en dirección Ayora- Jalance-Cofrentes- Requena.

Datos de interés

Tourist Info de Jalance.
Tel: 96 189 71 71

Hotel del Valle (Jalance).
Tel: 96 189 70 00

Albergue de Jalance.
Tel: 96 219 60 48

Casa rural Casaferdi (Jalance).

Teléfonos: 96 219 61 72 / 96 340 29 34

Restaurante Piscina (Jalance).

96 219 61 61

Camping-restaurante Las Jaras (Jarafuel)

Tel: 96 189 90 84

lasprovincias.es