lasprovincias.es
Miércoles, 22 octubre 2014
nuboso
Hoy 17 / 23 || Mañana 17 / 23 |
más información sobre el tiempo

VALENCIA

Concluimos hoy la serie de tres reportajes dedicados a resaltar la importancia medioambiental que tienen las cuevas subterráneas de la Comunidad Valenciana, su utilización como atractivo natural y el impulso de la espeleología como modalidad de turismo activo. Trataremos de las cavidades existentes en la provincia de Valencia, y concretamente de las 64 que se han incluido en el primer “Catálogo de Cuevas de la Comunidad Valenciana”, que ha elaborado la Conselleria de Territorio y Vivienda con el fin de garantizar el máximo grado de protección para estas grutas, que son ignoradas por la inmensa mayoría de nuestros conciudadanos.
09.10.07 -
Vota
0 votos

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Grutas valencianas: De Vallada y Jalance a Tous y Barx
Cueva de Doin Juan. Jalance / DIPUTACIÓN DE VALENCIA
El “Túnel dels Sumidors” (en Vallada) es el más importante, entre las corrientes subterráneas conocidas en las tierras valencianas, por la excepcionalidad de sus condiciones. Todavía hay que añadir un dato más, valorativo de esta cavidad: recientemente ha pasado a ocupar el primer puesto mundial en los sistemas hidroespeleológicos localizados en yesos, récord que, hasta el momento, ostentaba la caverna de Shakta, en la Unión Soviética...”
Rafael Cebrián. “Montañas Valencianas”.
Concluimos hoy la serie de tres reportajes dedicados a resaltar la importancia medioambiental que tienen las cuevas subterráneas de la Comunidad Valenciana, su utilización como atractivo natural y el impulso de la espeleología como modalidad de turismo activo. Trataremos de las cavidades existentes en la provincia de Valencia, y concretamente de las 64 que se han incluido en el primer “Catálogo de Cuevas de la Comunidad Valenciana”, que ha elaborado la Conselleria de Territorio y Vivienda con el fin de garantizar el máximo grado de protección para estas grutas, que son ignoradas por la inmensa mayoría de nuestros conciudadanos.
En la provincia de Valencia tan sólo existen dos cavidades que han sido acondicionadas (accesos e iluminación) para su visita turística, con la máxima seguridad, compatible con el interés del recorrido. Se trata de la “Cueva de Don Juan”, en Jalance, y de la “Cova del Dragut”, en Cullera. En esta última, situada junto al mar Mediterráneo, en las inmediaciones del Faro, se ha instalado un curioso museo, dedicado monográficamente a la piratería. En esta gruta se recuerda un hecho histórico, aderezado con leyendas y con fantasías populares: hacia 1550, el pirata Dragut asaltó y saqueó el pueblo de Cullera, llevándose un valioso botín y una serie de cautivos. Al parecer, el temible pirata se refugió antes de perpetrar su ataque en la citada cueva, que disponía de conexión directa con el mar, actualmente interrumpida.
“Els sumidors” de Vallada
Algunas de las cuevas existentes en la provincia de Valencia destacan de modo especial por algunas características singulares. Por su interés geológico ocupa, por ejemplo, un lugar preferente el llamado “Túnel dels Sumidors”, de Vallada, que está considerado como la cavidad más importante del mundo en terrenos de yeso, y por donde discurre un río subterráneo cuyas aguas inicialmente son dulces y se transforman en saladas en un tramo posterior. Este “Túnel dels Sumidors” posee también uno de los mayores desniveles existentes en el interior de las grutas de la Comunidad Valenciana: más de 205 metros. No nos debe extrañar, pues, que el alcalde de Vallada, Fernando Giner, (quien también ostenta el cargo de presidente de la Diputación de Valencia), aspire a situar a su municipio como una referencia fundamental en el ámbito de la espeleología valenciana. También encontraremos grandes desniveles en otras dos cavidades, ubicadas ambas en Barx, en la comarca de la Safor: la “Sima Pilar”, con 235 metros de desnivel, y la “Sima de Pablo Puchol”, con 200 metros de desnivel.
Aportemos algunos datos más sobre dicho enclave natural. Cerca de Vallada se encuentra el “Barranc de la Saraella”, situado entre el “Penyó de Vallada” y el castillo árabe (en ruinas) de este municipio. En la cabecera del citado barranco, y a los pies de la vertiente sur del “Penyó de Vallada”, se abre una sima o pozo, por cuyo fondo discurre un río subterráneo conocido ya internacionalmente como el “Túnel dels Sumidors”. Un detalle curioso es que en todo el tramo inicial las aguas son dulces y, a partir de un lugar todavía no descubierto, se salinizan fuertemente, pasando a ser no potables, surgiendo al Barranco de la Saraella las aguas ya definitivamente saladas, que van a desembocar al cauce del río Cànyoles. Otra peculiaridad del túnel es la inexistencia de estalactitas, debido al tipo de terrenos por los que discurren las aguas (yesos, margas y arcillas). A siete metros de profundidad respecto a la boca de la sima o pozo comienza el gran túnel o galería, que está dividido en dos tramos separados por dicha boca: río arriba (con una longitud de unos trescientos cincuenta metros y con algunas salas superiores) y río abajo (que es el que tiene más dificultades y, al mismo tiempo, más alicientes para los espeleólogos, que tienen que superar sifones, pero que a cambio se encuentran con algunas cascadas que llegan a alcanzar los dieciséis y los veintitrés metros de altura).
Grutas gigantescas en Tous
Llama poderosamente la atención la existencia de algunas cavidades de enormes dimensiones, que causan un verdadero impacto entre las personas que las visitan y que, además, las fotografían y topografían. La más gigantesca es la “Sima del Campillo” (en Tous), ya que tiene una sala que supera los ocho mil quinientos metros cuadrados de superficie. En este mismo municipio de la Ribera Alta se encuentra la “Sima de la Llenca del Serrano”, con una sala de mil ochocientos metros cuadrados de superficie. En Millares se halla la “Cueva Dones”, con una galería de 480 metros de longitud (480 x 8 x 5) y, en Tous, otra galería de la “Cova de les Graelles” de más de 300 metros de longitud (concretamente 300 x 8 x 8). También en la provincia de Valencia, en Real de Gandia, comarca de la Safor, se localiza la cueva que permite un recorrido mayor por las distintas galerías existentes en su interior, y que han sido debidamente topografiadas por el Grup Espeleològic “Murta”: más de cuatro mil quinientos metros de longitud en la llamada “Cova de l’Autopista”. Otra cavidad que permite un largo recorrido por su interior es la “Cova Soterranya”, en Serra: 1.810 metros de longitud.
Por su riqueza geológica en lo que respecta a lo que los especialistas definen como “rellenos y depósitos”, y que se traduce a nivel práctico en la existencia de brechas, terrazas, estalactitas y estalagmitas, merecen referencia especial, además del ya mencionado “Túnel dels Sumidors”, de Vallada, las siguientes cavidades: “La Cueva del Tortero” (en Tous), la “Cueva del Crisuel” (en Requena), la “Cova del Bolomor” (en Tavernes de la Valldigna), la “Cova dels Orgues” (en Gandia) y el conjunto de cavidades de “Las Pedrizas” (en Vilamarxant).
Algunas cuevas destacan por la presencia -continua o habitual- de agua, en forma de ríos, lagunas, surgencias o sumideros. Además del reiteradamente mencionado “Túnel dels Sumidors”, de Vallada, se sitúan en este apartado la “Cueva del Lago” (en Ayora), la “Cova de l’Aigua” (Quatretonda), la “Sima Diana” (la Font d’En Carròs), la “Cueva del Nacimiento” (Castielfabib), la “Cueva de la Fuente de la Plata” (también en Castielfabib), la “Cova del Gall” (Godella), la “Cova Blanca” (Corbera) y “l’Avenc de la Donzella” (Barx).
La cueva de Don Juan, en Jalance
La “Cueva de Don Juan” tiene ciento quince metros de profundidad por sesenta y cinco de anchura y quince de altura, con unos caminos trazados para la visita turística que totalizan unos cuatrocientos metros. Las investigaciones arqueológicas determinaron que esta cavidad estuvo habitada durante el Neolítico, o sea, entre ocho mil y seis mil años antes de Cristo, así como en la Edad del Bronce valenciano (entre 1500 y 800 años antes de Cristo). Como es tradicional en estas cuevas adaptadas para la visita turística, la imaginación popular ha dado nombre a las diferentes formaciones de estalactitas y estalagmitas, que para algunos ofrecen aspectos que recuerdan una catedral gótica. Tras la gran sala por la que se accede a la cueva de Don Juan se llega al “Lago de los Deseos” (en cuyo fondo abundan monedas que lanzan muchos de los visitantes). Después está la “Meseta de la Luna”. En la parte más profunda de la cueva, donde se acumula el agua y existe más humedad, se encuentran la “Sima del Infierno”, la “Gruta del Diablo” y “el Mirador del Bacalao”. Lo cierto es que la cueva provoca un alto desarrollo de la imaginación y cada cual se inventa su propia película y propone nombres distintos según el parecido que encuentra a las formaciones rocosas surgidas en las entrañas de la montaña.
Algunos municipios de la provincia de Valencia resultan especialmente atractivos para los aficionados a la espeleología. Destacan, en cuanto al número de cuevas catalogadas existentes en su término municipal, los siguientes: Barx (la Safor), con cinco (“Avenc de la Donzella”, “Sima Pilar”, “Sima Aldàia”, “Avenc del Simarro” y “Sima Pablo Puchol”; Tous (en la Ribera Alta), con cuatro: “Sima del Campillo”, “Cueva del Tortero”, “Cueva de la Llenca del Serrano” y “Cueva de les Graelles”; Castielfabib (en el Rincón de Ademuz), con tres: “Cueva del Nacimiento”, “Cueva de la Fuente Plata” y “Sima de la Loma o Cueva del Frontón”; y Moixent, también con tres cavidades: “Cova Pates”, “Sima del Castell” y “Sima de la Caseta de Damiano”.
DATOS PRÁCTICOS
-Tourist Info Diputación de Valencia. Tel: 96 3514907
-Tourist Info Jalance. Tel: 96 1897171
-Ayuntamiento de Vallada. Tel. 96 2257009
lasprovincias.es